La Trienal del New Museum presenta una visión global de este tema con Songs for Sabotage, una muestra que reúne a 30 artistas de 19 países

Haroon Gunn-Salie, Senzenina (2018). © Benjamin Sutton /Hyperallergic

Ciudad de México (N22/Redacción).- En la cuarta edición de la Trienal del New Museum, en Nueva York, se reúnen 80 piezas de arte que exploran las redes políticas y económicas que se han construido como forma de dominación. Nuevas voces que se enfocan en problemas de larga data: el dolor, el colonialismo, la institucionalización del racismo, la erradicación de la memoria y la violencia, entre otros.

Curada por Garri Carrion-Murayari (New Museum) y Alex Gartenfeld (Mimami’s Institute of Contemporary Art), esta edición de la Trienal presenta obras de variados tonos y formatos: pinturas, esculturas, media art, textiles e instalaciones; además de la diferencia de las realidades políticas a las que responden. Una de ellas es la obra de la artista plástica peruana Daniela Ortiz cuya temática central recae en la militancia anticolonial desde el arte. En las seis pequeñas obras de cerámica que expone, Ortiz “imagina momentos cívicos alternativos para los activistas asesinados y los oprimidos sistemáticamente.

Cuatro piezas del mexicano Manuel Solano (Ciudad de México, 1987) fueron incluidas en esta muestra: cuatro retratos pintados a mano el año pasado en específico para esta exposición en la que la conciencia política global y la resistencia son las temáticas en las que se concentra Songs for Sabotage.