La muestra reúne piezas que Okón realizó  entre 1997 y 2017. Aborda temáticas como la violencia política, migración, la Guerra Civil de Guatemala…

Imagen: Colateral, Yoshua Okón, 2017

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- El vómito de personas que padecen bulimia y que fue donado de manera anónima al artista mexicano Yoshua Okón integra HCI (2004) una de las piezas de la exposición “Colateral, que exhibe el Museo de Arte Contemporáneo. Esta obra que causó curiosidad y fue motivo de reflexión en la comunidad de alumnos de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, donde el curador Cuauhtémoc Medina y el mismo Yoshua Okón conversaron sobre la forma en que las obras abordan los efectos colaterales de la globalización.

En este sentido, Medina dijo que la intención del artista no parte del prejuicio, sino de explorar ese terreno de manera consciente, “Yoshua ha venido trabajando en relación a la impureza de nuestra experiencia social, la impureza de nuestra relación con los líquidos corporales, lo mismo que la impureza de nuestra relación con la identidad racial y geográfica, la impureza de nuestros modelos políticos de gobierno, la impureza de nuestras imágenes”.

La muestra reúne piezas que Okón realizó  entre 1997 y 2017. Aborda temáticas como la violencia política, migración, la Guerra Civil de Guatemala,  el consumo desmedido de la sociedad actual y la comercialización del arte. Temas que también se abordaron en la charla.

Okón explicó que lo que plantean sus piezas es reflejar en la obra “que todos de alguna manera somos participantes de la cultura de consumo y somos parte del problema y de la gran crisis cultural que estamos viviendo. Sin embargo, no plantea que el mercado o el intercambio sea algo malo, sino más bien hace una crítica muy específica al neoliberalismo o al modelo especifico del capitalismo y que habitamos”.

Cuauhtémoc Medina también reflexionó sobre  la comercialización de piezas como HCI: “En una sociedad que confía la comunicación y la relación entre grupo, no ver la cultura como parte de los circuitos comerciales también es un error teórico, antes de empezar a plantearnos cualquier regla moral al respecto, es entender que nuestra relación social está atravesada por el siglo de lo mercantil y nuestra comunicación cultural también”.

“Colateral” estará abierta al público hasta el 11 de febrero en el MUAC.