El Instituto de Ingeniería de la UNAM tiene un sistema de monitoreo constante dentro de la Catedral que informa al momento el estado de las columnas

Imagen: Creative Commons

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda). -Los sismos de septiembre del 2017 afectaron una de las joyas del patrimonio nacional: La Catedral Metropolitana. Sin embargo, gracias a que ha sido intervenida en distintas etapas resistió el movimiento telúrico y los daños no fueron de gravedad.

La parte alta de las torres y la cruz sufrieron afectaciones y como consecuencia cayó la escultura de La Esperanza. José Alfredo Saldaña de la Riva, subdirector de Restauración de Momentos de la DGSMPC-SC, informó que dentro de las acciones preventivas se atendió la parte de la cruz.

“Estamos evaluando si se va a reconstruir con la piedra original o hacemos una nueva. Juntamos y resguardamos todos los fragmentos de la escultura y vamos a trabajar con el INAH para poderlas restaurar”.

Los especialistas plantean la posibilidad de generar réplicas de las esculturas para colocar en la parte del remate donde estaban las originales y las originales  guardarlas en un lugar donde puedan estar protegidas.

Imagen: Estatua de La Esperanza

Los retablos, el órgano, altar y capillas resultaron sin daños, esto se sabe porque se tiene unos monitores permanentes de las columnas y arcos. “El Instituto de Ingeniería de la UNAM tiene un sistema de monitoreo constante dentro de la Catedral que nos informa al momento cómo están trabajando las columnas, si hay una leve inclinación, algún desplome de las mismas. Todo es computarizado y por una serie de sensores. Eso nos indica si alguna columna se mueve tantito o no y también tenemos unos extensómetros con sensores en los arcos principales que esto nos indica si el arco se cierra o se abre”.

Con los recursos del Fonden se aseguró la estructura y comenzar los estudios para una posterior restauración que garantice la seguridad de los visitantes a la Catedral Metropolitana. “Tenemos aseguradas las partes que fueron más dañadas por el sismo. Paralelamente estamos trabajando una serie de proyectos de conservación y restauración para garantizar la estabilidad del inmueble”.