Uno de los aspectos relevantes que tenorio explora en este libro es el lenguaje en la Ciudad de México

Imagen: CIDE

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- Caminar por la Ciudad de México y toparse con un perro callejero. Consultar archivos y especialistas y descubrir que la metrópoli ha librado por 300 años una batalla contra los canes o encontrar el origen de palabras como chido, son anécdotas descritas por Mauricio Tenorio Trillo en el libro Hablo de la ciudad, los principios del siglo XX desde la Ciudad de México. 

“Mi punto de partida es la caminata. No es yo quiero ver mapas de la ciudad, yo camino, me encuentro árboles, perros, aceras, voces, me palabras; encuentro ciencia, poesía y hago una investigación histórica, la traduzco a ensayo para que no sea un tedioso trabajo académico sino que sea un trabajo muy empírico”, comentó Tenorio.

Escrito con la perspectiva de la literatura de no ficción y el rigor de la crónica histórica, el autor publicó el texto en inglés en  la Universidad de Chicago. Además, para Tenorio, la poesía es una referencia a la que alude en este libro, desde el título que lleva una línea de un poema de Octavio Paz: “Hablo de la ciudad”.

“Para mí leer la poesía de Pessoa, la Lisboa de Pessoa; el Dublín de Joyce, el Buenos Aires de Borges, la Ciudad de México de Gutiérrez Nájera o de Monsiváis, o el Berlín de Walter Benjamin o Karl Krauss… son los grandes cronistas y poetas de las ciudades”.

Uno de los aspectos relevantes de la ciudad que tenorio explora es su lenguaje: “El problema es que hasta 1960, 1950, nadie publica el lenguaje de la ciudad, nadie graba el lenguaje de la ciudad porque está lleno de obscenidades. Pero para mí fue impresionante encontrar que un filólogo alemán, de finales del siglo XIX, se va a la colonia La bolsa, una colonia de rateros, y encuentra que una de las palabras más comunes y que pone en su diccionario es chido, que venia del galllego y que en gallego quería decir algo agradable”.

Hablo de la ciudad, los principios del siglo XX desde la ciudad de México es una edición del Fondo de Cultura Económica.