La Academia Mexicana de la Lengua sesionó para rendir tributo al historiador e investigador emérito de la UNAM quien murió el pasado mes de septiembre poco antes de concretar su ingreso a ésta

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- De una manera casual el historiador Álvaro Matute se enteró el pasado agosto de su convocatoria a ingresar a la Academia Mexicana de la Lengua, durante una sesión que esta institución tenía en la Biblioteca Nacional del Centro Cultural Universitario. Lamentablemente el 12 de septiembre de 2017 el doctor falleció sin concretar su ingreso. A unos meses de su deceso la Academia sesionó en ese mismo recinto para rendir tributo al historiador.

Evelia Trejo, investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM cuenta que “los libros de historia fueron el centro de atención de Álvaro. Y dentro de los estudios históricos, los estudios historiográficos son justamente los que abren para los estudiantes de primer ingreso, y los primeros años de la formación de los historiadores, el panorama de en qué consiste escribir la historia. Fue la escritura de la historia una de las pasiones más grandes de Álvaro. Sé que el discurso que él tenía en mente para preparar su ingreso a la Academia tenía que ver justamente con la relación entre la lengua y la historia.”

El homenaje fue presidido por el presidente de la Academia, Jaime Labastida, y por el historiador Javier García Diego, entre otros miembros. Álvaro Matute fue docente de la UNAM, su alma máter, por casi cincuenta años, Forjador de incontables generaciones e investigador emérito de ésta desde el año 2004, el doctor Matute será objeto de algunos otros homenajes, uno de ellos en la próxima Feria del Libro del Palacio de Minería.