En México diferentes productores se han unido para hacer del proceso de extracción de este color una industria. De América, Perú es el país en donde se produce la mayor cantidad de grana cochinilla

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- Benigno Rodríguez León es uno de los cientos de productores de grana cochinilla que hay en el país. Él cuida, alimenta y procesa este insecto parásito que no alcanza más de seis milímetros de tamaño y que se alimenta de las pencas de nopal. De las hembras es de donde se extrae el rojo carmín que se utiliza desde la época prehispánica hasta nuestros días.

“La grana cochinilla es un insecto parásito de donde se extrae el rojo carmín. Éste se alimenta de la savia de nopal. Cuando nosotros extraemos el carmín vamos a tener un color natural por eso es que la industria alimenticia lo busca mucho y la farmacéutica”, explica María de la Paz Zamorano de Rojas, representante de la microempresa rural Grana Cochinilla Nopaltepec.

Las nopaleras son cultivadas y una vez que tienen el tamaño adecuado son cortadas y trasladadas a un invernadero, ahí se les coloca el insecto para que se alimente. “Para la producción de la grana cochinilla necesitamos el nopal que se llama nopal verdura que no tiene muchas espinas”, especifica De la Paz. “A veces hay granas que no aceptan cualquier tipo de nopal porque ellas buscan sus nutrientes. Una vez que se tiene el nopal de las nopaleras se hace una limpieza, se le quita la suciedad y algunos huevecillos de algunos otros insectos. Se siembra con muchos huevecillos de las granas hembras que son las que producen el colorante y se deja ahí durante noventa días. Hay que darle su tiempo para tener una buena producción. Una vez que se recolecta la grana cochinilla de las pencas se les hace un estudio para saber el nivel de concentración de ácido carmínico, ya que entre más alto más valor y colorante tendrá.”

Se puede tener una grana seca, de color plateado libre de hongos, se puede vender en este estado o ya procesada dependiendo del uso que tendrá. La industria textil la usa seca, mientras que la grana pulverizada limpia se usa para la industria alimentaria ya que no es tóxica, así también para la realización de cuadros y obras de arte. Por último, se tiene el carmín para la industria farmacéutica.

“Cuando nosotros tenemos este producto que es polvo, grana pulverizada, lo podemos hacer en estado líquido: extracto de cochinilla o extracto de rojo carmín. A partir de aquí podemos colorear. Para obtener 250 gramos de cochinilla necesito tener un metro cuadrado de producción de grana: 200 pencas para que me pueda dar una cantidad de 500 gramos que al deshidratarse van a quedar en 250. Entonces, necesito un metro cuadrado con 200 o 250 pencas para obtener medio kilo de grana cochinilla”.   

Actualmente en Perú y en Europa es donde se produce la mayor cantidad de grana cochinilla. En México, desde hace catorce años los productores se unieron para hacer de ésta una industria debido a su demanda en el mercado.