“Trabajó incansablemente para que México fuera un país más habitable”: Javier Garciadiego

Imagen: Creative Commons

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- José Luis Martínez no sólo fue un hombre de letras, también fue un ser humano generoso que dejó una obra poderosa. Así lo refirieron (durante el homenaje que se le rindió en la Biblioteca de México, a propósito del centenario de su natalicio) María Cristina García Cepeda, Eduardo Lizalde, Enrique Krause, Rodrigo Martínez y Javier Garciadiego. La secretaria de Cultura, destacó su pensamiento como impulsor de la cultura y la huella que dejó en el Instituto Nacional de Bellas Artes, el Fondo de Cultura Económica, el Fonca y la Academia Mexicana de la Lengua.

“Hoy evocamos la vasta obra de José Luis Martínez, de su trabajo como curador de la literatura e impulsos del desarrollo cultural del país desde diversas instituciones en las que él participó. Martínez trasladó la elegancia de su prosa y pensamiento a sus tareas como promotor y maestro, como crítico y editor”, comentó García Cepeda.

Posteriormente el poeta Eduardo Lizalde recordó a su amigo y el talento que desarrollaría a lo largo de su carrera. “He sido lector de casi toda la admirable obra de crítico, de historiador, cronista y de prosista del grande José Luis Martínez, a quien siempre agradeció toda mi generación su sabiduría, su gentileza, su amistad”.

Imagen: Biblioteca de México

Miguel León Portilla, quien no pudo asistir, mandó un texto que desarrolló un amplio análisis de su obra literaria. Por su parte, Enrique Krause afirmó que José Luis Martínez fue nieto de la generación del Ateneo e hijo de la Generación de 1915. “Tenía el interés universal por la cultura de Alfonso Reyes; el ideal enciclopédico de transitar por la cultura inglesa, francesa y alemana de Pedro Enríquez Ureña, tenía el filo crítico de Julio Torri y tenía, como todos estos personajes, la vocación de escritor y en particular de ensayista”.

Entretanto, Javier Garcíadiego señaló que aún hay obras que deben ser dadas a conocer como sus diarios. “José Luis Martínez fue uno de los grandes civilizadores mexicanos de la segunda mitad del siglo XX y trabajó incansablemente para que México fuera un país más habitable. Es de la estirpe de Vasconcelos, Enríquez Ureña, Reyes, Torres Bodet, Agustín Yáñez y Octavio Paz. Como algunos de ellos fue guía cultural y creador de instituciones. ‘José Luis Martínez solo buenos servicios a México hizo, sólo buenos amigos consiguió, sólo buenos recuerdos ha dejado’”