Con la realización del Taller Nuevo Norte CDMX, que se realiza por primera vez en la ciudad, se busca crear dinámicas de acercamiento y visibilización de los migrantes

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- Dice el Antropólogo Pablo Landa que “no existen todavía estrategias muy claras sobre cómo México aborda la migración”, pues aunque “hay muchas iniciativas muy positivas de distintos grupos organizados, de iglesias, de asociaciones civiles, sigue habiendo un problema grande de violencia y de violación a los derechos de migrantes.”

Y es que como explica Luis Sánchez, parte del Laboratorio para la Ciudad, tampoco “hay una visibilidad en la Ciudad de México de las personas migrantes o, por lo menos, no tan clara que dificulta un poco este encuentro, cómo podemos acercarlos a nosotros.”

Reflexionar sobre las dificultades por las que atraviesa la población desplazada debido a la violencia, la inseguridad y la pobreza,  es uno de los objetivos del Taller Nuevo Norte CDMX- Infraestructura para migrantes, que por primera vez se realiza en la Ciudad de México. Coordinado por el antropólogo Pablo Landa y el arquitecto Luis Gil, el taller que surgió en Tijuana, en enero del 2017, busca generar proyectos de diseño, arte y comunicación en beneficio de la población migrante.

El objetivo del taller, en palabras de Landa, es “que los participantes se acerquen a la migración y empiecen a entenderla desde el punto de vista de los migrantes, entender que si bien hay muchos expertos que han escrito temas históricos sobre el tema o que hacen análisis estadísticos, por ejemplo, los verdaderos expertos sobre la migración son los migrantes. Aquí el reto es que realmente los proyectos surgen del diálogo con los migrantes y con las personas que trabajan con ellos y en la ciudad.”

El taller, que tiene una duración de dos semanas, se lleva a cabo con la colaboración del Laboratorio y terminará el próximo 19 de enero.