A través de su página, el Festival Internacional de Cine de la UNAM dio a conocer los tres cineastas cuyo trabajo será homenajeado en su próxima edición

Nobuhiro Suwa / FICUNAM

Ciudad de México (N22/Redacción).- Bajo la dirección de Eva Sangiorgi el FICUNAM llega a su octava edición. El festival iniciado en 2011 se ha consolidado como una de las plataformas más diversas e incluyentes en cuanto a cine independiente se refiere. La selección de cada año de una plasticidad y sensibilidad reconocible, abre un espacio a voces emergentes tanto internacionales como nacionales, así como a las visiones más radicales y de difícil acceso en el país. En su siguiente edición, que se realizará del 28 de febrero al 6 de marzo, se integran a su programación tres retrospectivas. Los cineastas homenajeados fueron dados a conocer esta semana.  

Nobuhiro Suwa, guionista y realizador japonés visitará la Ciudad de México apropósito de la retrospectiva que el FICUNAM 8 realizará de su trabajo. Éste, cuyos pininos en Súper 8 fueron influenciados por Jonas Mekas y Robert Frank y, posteriormente, por la Nouvelle Vague, ha sido calificado como “una cautivadora y original observación del comportamiento de la pareja”, por el FIPRESCI. Y es que el trabajo del japonés se centra en eso: “la agonía de los sentimientos, las dificultades de la vida amorosa en lo cotidiano”.

 

Roee Rosen (Israel, 1963), es dueño de una “desarrollada comprensión de las diferentes disciplinas del arte, la creación de sentido a través de la ficción y la experimentación a partir de la intertextualidad de los medios”. Su obra visual que explora la identidad y las formas del mal será abordada dentro de la programación del festival de este año.

El cine político y crítico del estadounidense Travis Wilkerson es objeto de análisis en esta edición del festival. Denominado como “la conciencia política del cine independiente americano del siglo XXI”, el trabajo de este cineasta, nacido en Denver en 1969, se volvió profundamente político tras un encuentro casual en La Habana, con el legendario cineasta cubano Santiago Álvarez. Éste se convirtió en la inspiración de su primer largometraje Accelerated Under-Development: In the Idiom of Santiago Alvarez (1999), a partir de aquí su voz es considerada una de las más poderosas en su país de origen.