Apple aseguró que un teléfono nunca se desacelera artificialmente, solo que se trata de administrar agresivamente el rendimiento del teléfono

Ciudad de México (N22/Redacción).- Apple, después de admitir que ralentizó el funcionamiento de los iPhone antiguos con baterías deficientes, publicó una carta de disculpa por el “malentendido” en torno a la desaceleración de los viejos iPhones, tras la reciente admisión del bajo funcionamiento. “Sabemos que algunos de ustedes sienten que Apple los defraudó”, escribió la compañía.

Ante las demandas y quejas de los consumidores, Apple ofrece a cualquier persona con un iPhone 6, 6S, SE y 7 un reemplazo de batería por $ 29.00 dólares a partir de finales de enero hasta diciembre de 2018 y un descuento de $ 50.00 del costo habitual de reemplazo. Asimismo promete agregar funciones a iOS que brindan más información sobre el estado de la batería a principios de 2018, para que los usuarios sepan cuándo sus baterías ya no son capaces de soportar el máximo rendimiento del teléfono.

Este es un cambio significativo en la actitud de las baterías de iPhone: hace una década, cuando salió el primer iPhone, Apple dijo que la mayoría de los usuarios de iPhone nunca necesitarían reemplazar sus baterías. “iOS ofrecerá más información sobre la salud de la batería a principios de 2018”.

Apple aseguró que un teléfono nunca se desacelera artificialmente, solo que se trata de administrar agresivamente el rendimiento del teléfono para maximizar la vida útil de las baterías del iPhone. “La única función de esta característica es evitar bloqueos inesperados para que el iPhone pueda seguir utilizándose”. ”

La velocidad del procesador es solo una pieza del rendimiento y batería, según Apple: los iPhones con baterías antiguas también pueden atenuar sus pantallas de forma más agresiva, tener volúmenes de altavoz máximos menores e incluso tener sus flashes de cámara desactivados cuando el sistema necesita la máxima potencia que la batería puede proporcionar. Pero otras funciones básicas, como la radio celular, el GPS y la calidad de la cámara, no se ven afectadas, asegura la misiva.

También, la compañía explica que ” tiene un largo camino por recorrer para reconstruir la confianza con sus clientes (…) siempre hemos querido que nuestros clientes puedan usar sus iPhones el mayor tiempo posible”.