Buscan evitar que el manuscrito del Marqués de Sade sea subastado y sacado de Francia

Ciudad de México (N22/Redacción).- El 19 de diciembre fue declarado, por el gobierno francés, tesoro nacional una de las obras más conocidas del Marqués de Sade: Los 120 días de Sodoma o la escuela del libertinaje, publicado en 1904 y escrito durante su estancia en la prisión de la Bastilla.

La acción del Estado busca evitar que la obra sea subastada y, por ende, abandone el país. Esto debido a que este escrito así como otros manuscritos como los manifiestos surrealistas de André Bretón, la correspondencia privada de Napoleón Bonapoarte o textos de Alejandro Dumas, forman parte del fondo de la sociedad Aristophil cuyo fundador, el francés, Gérard Lhéritier, se declaró en bancarrota en 2015, además de ser sospechoso de estafa.

El fondo que se integra por 130 mil piezas será vendido poco a poco y lo obtenido será repartido entre los estafados. El rollo que contiene el manuscrito alcanza los 12 metros de largo y está escrito a doble cara. Después de la decisión del Estado francés, éste sólo puede ser adquirido por compradores del país; el mismo Estado francés ha manifestado interés en adquirirlo.

El rollo que permaneció oculto, alcanza un precio de salida de entre cuatro y seis millones de euros y podría llegar hasta los siete u ocho millones, de acuerdo a lo dicho por Claude Aguttes responsable de la subasta en la que iba a ser vendido. En la compra puede intervenir un mecenas; el poder público cuenta con treinta meses para encontrarlo.