Alrededor de 27 mil documentos de éste podrán ser consultados a nivel mundial; la digitalización tardó más de 18 meses

Ciudad de México (N22/Redacción).- Tres años atrás la Universidad de Texas anunciaba la adquisición del archivo de Gabriel García Márquez, por más de dos millones de dólares, integrado por notas, fotos, manuscritos y correspondencia del fallecido Premio Nobel. El pasado 12 de diciembre, la misma universidad anunciaba que más de 27 mil documentos de dicho archivo podrían ser consultadas desde cualquier parte del mundo por Internet.

Bibliotecarios, archivistas, estudiantes, personal de informática y restauradores de la universidad trabajaron por más de 18 meses en la digitalización de los documentos que incluyen fotografías, audios, textos inéditos, un borrador de sus memorias y un capítulo completo de su obra cumbre Cien años de soledad, materiales de sus libros, álbumes de recortes y cuadernos, una memoria y guiones, entre otros.

La bibliotecaria del Centro Harry Ransom (HRC, por sus siglas en inglés), Jullianne Ballou, señaló que el material “abarca más de medio siglo” y “el contenido refleja la energía y disciplina de García Márquez, también revela una misión íntima de su trabajo, familia, amistades y visión política.”

Un años después de su adquisición, el archivo se abrió para su investigación académica. Rodrigo García, uno de los hijos del escritor, señaló que el mayor interés tanto de su madre como de sus  hermanos y él mismo, ha sido que el archivo alcanzara a la mayor audiencia posible y que dicho proyecto permite que una comunidad global de estudiantes e investigadores pueda consultarlo.