El Museo Nacional de San Carlos pone a dialogar su colección con la obra del artista plástico Juan Carlos del Valle

Imagen: Procesión, Juan Carlos del Valle

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- ¿Qué sucede si reúnes en un mismo espacio la obra de Francisco de Goya y Alberto Durero con la de Juan Carlos del Valle? En el Museo Nacional de San Carlos se propusieron averiguarlo y el resultado es un diálogo de luces y sombras, de fantasmas, y de hadas, que se llama Relumbrante oscuridad.

Para el artista plástico Juan Carlos del Valle, ésta es una “oportunidad de encontrar, encontrar mi pintura con mis ancestros en un espacio que he visto desde niño. Así que podemos hablar de un encuentro de almas románticas. Un encuentro de pintura. Es una exposición trabajada y elaborada enfáticamente para el público.”

“Es un intento por redescubrir nuestro acervo”, señaló Carmen Gaitán, directora del Museo Nacional de San Carlos, “y lograr estos puentes entre un artista contemporáneo talentoso, cuya personalidad y paleta son neorrománticas”

Relumbrante oscuridad estará abierta al público hasta el 25 de febrero de 2018.