Luis Filipe Castro Mendes, ministro de Cultura de Portugal y Manuela Júdice, comisaria para la feria, ofrecen las coordenadas que establecerán puentes interculturales

Guadalajara (N22/Huemanzin Rodríguez).- ¿Cuál es la importancia para Portugal el hecho de ser el País Invitado de Honor en la FIL para 2018?

Luis Felipe Castro Mendes: La FIL de Guadalajara para nosotros tiene una importancia política. Así lo ha asumido todo el gobierno, la participación aquí en esta feria. Viene cultura, literatura, vendrán escritores, vendrán editores. Esto, claro, es el núcleo. Luego también traeremos a nuestro turismo, queremos enseñar Portugal, que lo conozcan mejor, que les atraiga más venir a Portugal.

Vamos a traer también nuestra cocina, nuestra música erudita y la música popular. Vamos a traer a nuestros pintores, a nuestros artistas y hacer una serie de coloquios como se suele hacer en la FIL. De manera que tenemos una presencia que está coordinada por una comisión interministerial, lo mismo el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Exteriores, y con economía, turismo, comercio exterior, nuestra agencia de inversiones, por lo que tenemos un componente económico que acompaña a la diplomacia.

Todo eso lo queremos traer junto, pero siempre bajo el signo y el tema del libro y de autores que buscan a sus lectores.

¿Cómo lograr puentes culturales más allá de la FIL?

LFCM: Para nosotros, México tiene un papel muy importante para la economía global. Hoy vivimos en un mundo globalizado y tenemos que aumentar y desarrollar con mucha fuerza nuestras relaciones. México tiene un papel muy importante en América e Iberoamérica y obviamente tenemos que acercarnos más. Ya tenemos un buen movimiento en ese sentido, y la cultura va a acompañarlo. México no desconoce Portugal, por ejemplo Octavio Paz ha escrito páginas luminosas sobre Fernando Pessoa, pero claro que México debe conocer mucho mejor a Portugal. Portugal tiene una imagen fuerte de México, una imagen de cultura y de su pueblo y de su país, pero también necesitaríamos tener más intercambio y conocer mejor lo que se hace en la actualidad, lo más moderno en la cultura mexicana. Porque normalmente los pueblos, e incluso los intelectuales, tienen estereotipos de los países, o ideas que corresponden a los autores clásicos, tradicionales, que han leído y conocido.

Lo que queremos es traer aquí al Portugal moderno, al Portugal del siglo XXI, al Portugal que crece y al Portugal que crea. Y lo mismo queremos aprender de México, traer de México lo más moderno, lo más vibrante que México tenga hoy día.

Manuela Júdice: Portugal va a lanzar un programa especial para traducción, edición e ilustración, apoyando a los editores mexicanos y latinoamericanos en general, que se comprometan a estar aquí en el 2018 en Guadalajara con los libros. ¿Sabe una cosa? Los primeros editores que se acercaron a nosotros para editar y traducir a los autores portugueses, fueron las editoriales independientes.

Los autores luso hablantes están más publicados en las editoriales independientes que en las editoriales del Estado como el Fondo de Cultura Económica. Pero el FCE se compromete -ya hablé con ellos-, a traer también a la feria los libros traducidos y editados en España [de autores luso hablantes]. Es un compromiso que nosotros vamos a trabajar con ellos para que eso sea posible. Pero la importancia de las editoriales independientes es, sin duda, enorme.

Hay traducciones de novela y cuento. Pero si hablamos de poesía, todos los poetas portugueses del siglo XX y XXI que están publicados en México, están en editoriales independientes. Trilce, por ejemplo, es una editorial que trabaja muchísimo con autores portugueses. Arlequín es un editorial que trabaja no sólo con autores portugueses sino también luso hablantes pero de Cabo Verde, Mozambique, Angola; Ondjaki está publicado. El caso de Peixoto y Saramago son casos un poco especiales, porque tienen sus editoriales privadas, grandes editoriales que apuestan mucho a esos autores.

¿Qué veremos de Portugal y su relación con el mundo? y ¿qué veremos de los autores del Portugal nacidos después de la Revolución de los Claveles?

LFCM: Nosotros tenemos una presencia muy grande en el mundo. Nosotros iniciamos en el siglo XV el comercio marítimo con otros continentes, con África, con Asia. Nuestro objetivo ha sido al oriente, la ruta comercial ha sido con India y China. Mientras que la ruta de España ha sido en el occidente, por eso tiene su proyección en América. Portugal la tiene en Brasil, un país muy importante en el marco de América. Y de esa manera la lengua portuguesa se mezcló con otros pueblos, creando así nuevas culturas y nuevas realidades. Portugal hoy es un país europeo claramente empeñado en reafirmarse en el marco europeo, pero tenemos nuestra ventaja, como los países que tienen proyección más allá de Europa. Y nuestra ventaja es poder relacionarnos estrechamente con África, con Iberoamérica y también con Asia, donde dejamos también una huella y memoria considerables. Por eso, en general, nuestra cultura está muy conectada, y vivimos con los países hermanos de lengua portuguesa. Y por ello, forman parte de nuestro grupo de escritores que van a venir.

MJ: Usted habló de José Luís Peixoto, que nació después de la Revolución de los Claveles en 1974, en ese momento fue la independencia de las colonias portuguesas. Entonces, lo que vamos a traer acá es un Portugal después de la revolución, un Portugal que se modernizó en las letras, en las artes, en la economía, en el turismo. La relación de Portugal con el mar hoy es diferente que antes de la Revolución. Antes, los barcos partían con soldados, militares y colonos. Ahora Portugal recibe barcos con turistas y migrantes. El movimiento es a la inversa. Es un Portugal nuevo que empieza un camino completamente distinto al que hizo hasta los años 70 del siglo XX.

Con nosotros estarán autores portugueses de la edad y generación de Peixoto, pero también los que escriben en portugués, que nacieron en las ex colonias portuguesas pero que forman parte de nuestra literatura. Podemos decir que personas como Mia Couto, de Mozambique; Ondjaki, de Angola. Ondjaki ganó el Premio José Saramago. Son marcos importantes de la cultura de lengua portuguesa.

Nuestro programa para Guadalajara 2018 los contempla acá. Y todo lo que haremos será en el marco de la escritura. Enseñar cómo es descrito Portugal por los escritores portugueses, los de antes y los de ahora. Yo creo que para México Portugal es un secreto, nosotros lo que queremos es compartir ese secreto con los mexicanos. Lo que saben en México de Portugal, creo que nació con el esfuerzo que hizo Octavio Paz para que se conociera la literatura portuguesa. Ahora hay otros escritores mexicanos que lo están intentando. Por ejemplo, Marco Antonio Campos que ha hecho un trabajo muy bueno con la poesía portuguesa.

Sobre el idioma, ¿tienen planes de que se conozca mejor el idioma portugués en México?

MJ: En la UNAM no hay una cátedra de portugués, pero algunos mexicanos han hecho un buen trabajo, sin apoyo de Portugal, pero es un buen trabajo. La UNAM publicó el año pasado una “Antología de poesía portuguesa”, dentro de sus colecciones, son nueve poetas portugueses contemporáneos. Hay también un esfuerzo que se busca en Portugal, pero necesitamos que los mexicanos estén listos para acogernos, si nosotros decidimos crear una cátedra en la UNAM o la UdeG, si no hay interés nuestro esfuerzo será en vano.

LFCM: Nosotros tenemos un memorándum de entendimiento entre nuestro Instituto Camões y la Secretaría de Educación Pública. En el protocolo están previstos los centros de certificación de portugués como lengua extranjera en México, y el Instituto Camões participará en la certificación. No tenemos cátedra pero sí doctorado en la UNAM. Tenemos presencia en el CELE de la UNAM en el campus Acatlán, y una Cátedra extraordinaria José Saramago en la Facultad de Filosofía y Letras en la UNAM. Tenemos cooperación con las autoridades mexicanas para la enseñanza del idioma aquí. Por tanto creo que eso lo vamos a desarrollar mejor.

¿Cuáles serán los ejes que articulen la presencia de Portugal en la FIL?

MJ: Como dijo el señor ministro, lo principal es la literatura. El programa literario será muy importante en el pabellón de la FIL, pero estará acompañado de un programa científico en la UdeG, donde además de ciencias sociales y humanas, estarán otros dominios del conocimiento que tienen que ver con la literatura. Estamos intentando traer algo muy importante, que es la conservación de documentos y de libros, nos interesa compartir el trabajo que hacen las instituciones portuguesas en ese marco, donde participan químicos y físicos, es algo muy interesante y Portugal está muy adelantado en esa materia. Además traeremos exposiciones que estarán en el Museo de las Artes de la Universidad de Guadalajara (Musa) y el Instituto Cabañas. Y ya tenemos las puertas abiertas para trabajar en la ciudad de Guadalajara, porque a mí me interesa mucho que la ciudad esté involucrada en el programa.

La música estará presente en el Foro FIL pero también para el conjunto de Artes Escénicas de la universidad que me encantó, por ello queremos traer danza, teatro y música. La semana gastronómica está considerada. Y nuestros paisajes y el mar, el cine, tendrán presencia en nuestro departamento turístico. Será un programa muy completo y creemos que va a cambiar nuestra imagen en México: Portugal como un país moderno donde es posible invertir en cultura y compartir realidades que parecen distintas pero que tiene algo muy parecido entre ellas.

Imagen: José Luis Peixoto