El poeta y cantante madrileño habla sobre lo que presentará los días 2 y 3 de diciembre en la FIL de Guadalajara

Madrid (N22/Francina Islas).- A caballo entre la música y la poesía, Marwan es uno de los creadores con mayor éxito de la escena madrileña. Comenzó en 1997 inspirado por Ismael Serrano y rápidamente se ha ganando a un público mayoritariamente joven. “Lo que busco con mis canciones”, explica el artista en entrevista, “es llegar a la parte de atrás de los conflictos amorosos o definir situaciones o hablar de lugares comunes de un modo bello y profundo, hablando de muchas cosas que todos sentimos pero que realmente no sabemos explicar. En todos mis discos hay siempre una canción social, en mi último disco Mis paisajes interiores están “La ecuación” y otra canción llamada “Conviene saber” también con mucho mensaje social y también en mis libros de poemas aparece la temática social, hablo de la vida, hablo de la infancia, de la adolescencia, hablo de episodios autobiográficos, hablo de mi familia, hablo del amor en todas sus vertientes no solo en la relación de pareja y esto es parte de lo que vengo haciendo en Madrid toda mi vida, tocando en bares, en salas cada vez más grandes y es lo que llevaré a México”.

Hijo de una madrileña y un refugiado palestino, la obra de Marwan ha denunciado en varias de sus obras el sufrimiento del pueblo palestino.

“Uno de mis primeros discos se llama Hijo de las piedras es un homenaje a la Intifada, luego tengo “Canción a mi padre” que es una canción en la que cuento la vida de refugiado de mi padre, las cosas que tuvo que padecer de niño y de adolescente, la guerra de los seis días, la pobreza en el campamento de refugiados, etcétera. Y sigo en ello, acabo de hacer un poema gigante hablando de mi padre y de Palestina, entrelazando su historia porque mi padre nace al borde de la creación de Israel”.