Crear vínculos de pertenencia con el espacio público y entre vecinos, uno de los objetivos del colectivo madrileño que ha intervenido una unidad en Guadalajara

Imágenes: FIL / Álvaro Pujol / Gonzalo García

Ciudad de México (N22/Redacción).- A cinco días de que arranque oficialmente la FIL Guadalajara, ésta dio a conocer, por medio de su página de Facebook, la intervención del colectivo madrileño Boa Mistura en la Unidad Habitacional Independencia en dicha ciudad.

Esta no es la primera vez que Boa Mistura interviene un barrio mexicano. En 2013, desde los puentes que conectan la avenida 5 de febrero con el boulevard Bernardo Quintana, en Querétaro, fue visible el baño de color del que fueron objeto las casas de la colonia Las Américas, esto como parte del proyecto Colonias Comparte, propuesto por la Fundación Proart, a través del Segundo Congreso del Instituto de Creatividad, Cultura, Arte y Desarrollo (ICCAD).

Más allá de la acción cosmética, el juego de color con el que son decoradas las viviendas o unidades habitacionales, como es el caso de la de Guadalajara, el objetivo del proyecto, como otros llevados a cabo en Antofagasta, (Chile), La Palma (España), Nairobi (Kenia), entre otros lugares, es transformar el espacio público, crear sinergias y lazos de pertenencia entre los habitantes del punto intervenido. Una acción que busca la transformación social a través de la transformación del espacio público y la forma en que sus habitantes se relacionan con éste y entre sí. Es decir, hacer, como su nombre lo dice una “buena mezcla” (Boa Mistura).