Tras aprender a distinguir sonidos, los expertos midieron la actividad eléctrica de sus neuronas

Imagen: Efe salud

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un equipo de investigadores del Centro Nacional de Ciencias Biológicas de Bangalore en India, descubrió que el miedo no es cuestión de “voluntad” de las neuronas, se trata de un impulso que se genera en la amígdala lateral que subyace a la formación de asociaciones entre los estímulos sensoriales y reacciona ante la “amenaza”.

La plasticidad sináptica (asociaciones entre neuronas) transmite información sobre el estímulo no establecido a las neuronas de la amígdala lateral durante el condicionamiento del miedo.

Los científicos realizaron un experimento con ratas adiestradas para temer a un sonido concreto, después les aplicaban una descarga eléctrica (el sonido anticipaba el castigo). Por otra parte, también se les emitía un sonido neutral donde no existía una acción posterior.

Tras aprender a distinguir sonidos, los expertos midieron la actividad eléctrica de sus neuronas. La mayoría respondía con más intensidad al sonido de peligro que al otro. Así, cada neurona era capaz de distinguir el sonido asociado a la amenaza, lo que determinada el comportamiento de la rata y sentía miedo.

De cualquier forma, los científicos aseguraron, que, ante una gran amenaza, las neuronas responden de forma alarmante como instinto de protección.

El trabajo ha sido publicado en la revista Nature Neuroscience.