La banda venezolana, afincada en México desde 2015, hizo un recorrido por su segundo disco, América supersónica, en la Alhóndiga de Granaditas

Imagen: Okills / Cortesía FIC

Guanajuato (N22/Óscar Cortés).- Tras los problemas políticos y sociales en Venezuela, los integrantes de Okills viajaron en el año 2015 a la Ciudad de México con el propósito de continuar con su proyecto. Arribaron con su primer disco titulado Reiniciando transmisiones con el que lograron abrirse paso en bares y festivales. Un año después, grabaron su segundo disco llamado América supersónica, que les permitió tener una  gira internacional y aterrizar en el Festival Internacional Cervantino.  

Sobre este grupo, Alberto Arcas, uno de sus músicos, señaló “somos una banda de rock tropical, nos gusta muchísimo mezclar lo que es salsa, merengue, bachata, etcétera, son los ritmos más comunes que se escuchan en Venezuela, la música más común.”

El sonido de esta agrupación está inspirado en bandas como Café Tacuba, Soda Stereo y Charly García, y se presentó, a pesar de la ligera lluvia, con un show de una hora o un poco más. Se recorrieron las canciones de casi todo el disco América supersónica, “que fue la producción que lanzamos aquí en México, con la que empezamos a abrirnos camino”, nos contó  Leonardo Jaramillo, parte de esta agrupación, para quien, además, “lo más importante para nosotros es siempre que la gente se olvide un poco de su vida, de todas las cosas malas”.