En Las cien noches de Hero, la segunda novela gráfica de Isabel Greenberg, mujeres aman a mujeres, los dioses instigan al mal, se procrean seres libres y hermanas solidarias

Ciudad de México (N22/Redacción).- Publicada por Impedimenta, la segunda novela gráfica de Isabel Greenberg (Londres, 1988) construye un peculiar mundo propio. La ilustradora logra dar forma a una fábula feminista en donde como es evidente “ellas” llevan el rol principal, además de abordarse sentimientos universales como los celos, la amistad o la traición.

Tras La enciclopedia de la tierra temprana, Greenberg crea un universo donde habitan Hero y Cherry,  las protagonistas de este relato, uno en donde se idolatran a dioses perversos que son mitad hombre y mitad pájaro y que intuyen que las mujeres que leen son peligrosas, una amenaza para el sistema patriarcal. Lectora voraz, la joven londinense ha sabido dar vida a un imaginario propio y de fusión de las palabras y las imágenes en Las cien noches de Hero. El libro es publicado en español por Impedimenta, bajo la traducción de Unai Velasco.