Parte de la perspectiva revolucionaria de esta presentación se centra en la figura de Sergei Prokofiev

Imagen: Cortesía Festival Internacional Cervantino

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- Luego de colaborar en un proyecto durante su formación en el Royal College of Music de Londres, hace seis años, el violinista escocés Michael Foyle y el pianista estoniano Maksim Stsura conformaron un dueto que se presenta por primera vez en México con el programa Espíritu revolucionario que ofrecerán en el templo de la compañía con piezas como la sonata para piano y violín de Francis Poulenc.

“Fue inscrita en memoria del poeta Federico García Lorca, quien era un confidente cercano de Francis Poulenc, él estaba muy devastado por la pérdida de su amigo, quien fue asesinado por el ejército de Franco. La música es muy cruda en su pena y la entiendo como las primeras etapas del duelo. Los movimientos expresan un terrible enojo, violencia. Pero un movimiento lento expresa una especie de meditación trágica en torno a Lorca e incluye una frase de su poesía”, explicó Foyle.

Parte de la perspectiva revolucionaria de esta presentación, se centra en la figura de quien es considerado el niño terrible dado la renovación: el compositor ruso Sergei Prokofiev. De él tocarán Cinco melodías, una de las primeras piezas que escribió después de abandonar su país como resultado de la revolución. “Él y muchos otros artistas sentían que no podían trabajar bien con el régimen comunista, pensaban que era una buena idea emigrar y hacer su carrera en otros lados, en Occidente”.

La Sonata para Violín y Piano en Sol menor, de Claude Debussy y la Sonata para Violín y Piano en La menor, de Beethoven fueron ejecutadas por el dúo Foyle- Stsura el sábado 21 de octubre en la Pinacoteca del Templo de la Compañía.