Con esta investigación se pretenden evaluar los índices físicos del suelo a fracturarse con el objetivo de que la sociedad tome medidas preventivas antes de construir

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- Investigadores del Centro de Geociencias de la UNAM, en colaboración con el Centro Nacional de Prevención de Desastres, presentaron un análisis de vulnerabilidad física del hundimiento y fracturamiento de la Ciudad de México. La investigación muestra el tipo de grietas que se forman en el subsuelo y que pueden llegar a destruir tuberías, calles y casas.

“Estas fallas geológicas de gran magnitud no se pueden observar en la superficie por su alta profundidad, son determinadas por los científicos que trabajan en esa línea”, explicó Dora Carreón, investigadora de este centro.

En el mapa de fracturas existen algunos tipos que se forman entre el contacto entre los sedimentos lacustres y los edificios volcánicos, ese es un ejemplo muy peculiar de fracturamiento, se origina en el borde de estas estructuras volcánicas como es el borde de la Sierra de Santa Catarina, en su parte Norte en la delegación Iztapalapa, y en su parte Sur en la delegación Tláhuac.

Hasta ahora, el plano registra 12 sitios con deformación crítica ubicados en colonias de las delegaciones Iztacalco, Cuauhtémoc, Benito Juárez, Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa.  De acuerdo con los investigadores el hundimiento de la Ciudad de México es uno de los principales factores que influyen en el fracturamiento del suelo capitalino, el nivel de hunidmiento es entre 20 y 40 centímetros por año. Además, es consecuencia de la construcción de infraestructura civil y de la extracción de agua subterránea.

Con esta investigación se pretenden evaluar los índices físicos del suelo a fracturarse con el objetivo de que la sociedad tome medidas preventivas antes de construir, adquirir o reconstruir en zonas consideradas altamente vulnerables de fracturamiento y hundimiento. El mapa de grietas puede consultarse en este enlace.