La palabra reconstrucción aquí no tiene validez porque implica la intervención en patrimonio arquitectónico

Imagen: Casa del Alfeñique, Puebla

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- Después del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, que afectó particularmente a Ciudad de México, Puebla y Morelos, Nuria Sanz, directora de la Organización de las Naciones Unidas (UNESCO) realizó un recorrido para revisar el patrimonio mundial de la humanidad y evaluar los daños.

En Puebla hay 37 templos que tienen distinto grado de daño, en la Catedral es mínimo. Sin embargo, la Casa del Alfeñique, ubicada en el Centro Histórico de Puebla, sufrió severas afectaciones. Este recinto se inauguró en 1925 y tiene una enorme importancia, es una de las obras maestras del barroco poblano “y probablemente por ahí empiecen algunas de las labores de la UNESCO e instituciones mexicanas”.

Tlayacapan en Morelos y Xochimilco en la Ciudad de México fueron los sitios emblemáticos más afectados. “Serán las zonas en los que probablemente se vayan a focalizar las primeras atenciones”.

La UNESCO pretende apoyar en la reestructuración de los inmuebles afectados conservando la mayor cantidad de materiales y elementos constructivos originarios. La palabra reconstrucción aquí no tiene validez.

“La reconstrucción implica la intervención en patrimonio arquitectónico, implicaría introducir elementos nuevos y esto iría en contra del concepto de autenticidad por la que un sitio entra en la lista del patrimonio mundial”.

México ocupa el sexto lugar en patrimonio mundial. De acuerdo con la UNESCO en México, la conservación del patrimonio natural y cultural de este país es fundamental para comprender su origen e historia.