El autor se da a la tarea de conectar con las nuevas generaciones que experimentan la política como algo totalmente ajeno e irrelevante

Ciudad de México (N22/Víctor Gaspar).- A partir de una serie de misivas dirigidas a una hipotética mujer, José Woldenberg sale a la búsqueda de nuevas generaciones para reflexionar sobre los derechos y participación ciudadana en el libro Cartas a una joven desencantada con la democracia (Sexto piso, 2017).

“Lo que el libro intenta es tratar de explicar cómo México fue capaz de construir una germinal democracia, por qué es necesario reforzarla defenderla y reformarla. Porque soy consciente que el malestar que existe entre muchos jóvenes –y no solamente entre ellos- sí tiene fuentes muy profundas. Es decir, no se trata de un malestar impostado, de un desencanto artificial. Creo que lo que intenta el libro es tratar de ver cuáles son las fuentes, los nutrientes de ese malestar, precisamente para tratar de atenderlos”, José Woldenberg, profesor FCPyS, UNAM.

No obstante, y aunque su título lo sugiera, José Woldenberg no identifica este libro como exclusivo de jóvenes. El autor se da a la tarea de conectar con las nuevas generaciones que experimentan la política como algo totalmente ajeno e irrelevante. Asegura que la no participación es también un acto político, con la consecuencia de que serán siempre los demás quienes tomen las decisiones por ellos.

“Hay una parte del libro en donde se reflexiona sobre un tema que en 2004 puso sobre la mesa el Programa de la Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL): ¿Cuánta pobreza y cuánta desigualdad puede aceptar la reproducción armónica de la democracia?. En ese mismo informe había una frase, que creo yo era muy afortunada, que decía: hoy hay un malestar en la democracia, puede convertirse en un malestar con la democracia”.