Entre éstos está la biblioteca de la escritora Lorna Martínez Skossowska, que perdió la vida en el derrumbe así como de otros vecinos del inmueble

Imagen: Secretaría de Cultura

Ciudad de México (N22/Redacción).- La Casa Refugio Citlaltépetl que desde el 19 de septiembre funciona como albergue y centro de acopio para los damnificados del sismo del pasado martes, acondicionó un espacio para resguardar el acervo hallado entre los escombros que se cree forma parte, la mayoría de éste, de las bibliotecas de la escritora Lorna Martínez Skossowska, así como del abogado Gustavo Adolfo Zapata y otro vecino más del edificio colapsado en las calles de Ámsterdam y Laredo, en la colonia Condesa.

Alrededor de dos mil libros fueron recuperados, mismos que la Secretaría de Cultura resguardará y clasificará y cuyo destino final, por el momento, será la Casa Refugio Citlaltépetl. La Secretaría formalizó el compromiso de resguardo, clasificación y evaluación de este material frente a Santiago Mohar Volkow vecino del inmueble y a quien también pertenecía parte de este acervo.

En este recinto de la colonia Hipódromo-Condesa, los libros podrán ser eventualmente cotejados por vecinos que hayan perdido material bibliográfico en las acciones de desalojo de inmuebles en situación de riesgo tras el sismo, mientras que el acervo no reclamado, y con vida útil, permanecerá en la Casa Refugio Citlaltépetl”.  Además de funcionar como albergue y centro de acopio Casa Refugio es también un espacio de reposo para rescatistas y brigadistas que laboran por turnos en la zona.

La escritora de 85 años de edad quedó atrapada en su departamento en el primer piso. Hasta la tarde de ayer todavía pudo hablar con los rescatistas vía telefónica, esto 48 horas después del sismo. Pese a los esfuerzos y el trabajo realizado por los vecinos, el equipo de los Topos, la Cruz Roja, la Marina y el Ejército, no pudieron hallarla con vida. Su cuerpo fue sacado de entre los escombros la noche del jueves.