La cantante dijo sentirse indignada al respecto de la política de Donald Trump, y que por ello se sintió un poco avergonzada cuando le pidieron venir

Fotografía: Ana León

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- Parece que su genio lo puede abarcar todo, que nada se le escapa a Patti Smith: artista visual, música y escritora, la cantante de Horses, autora del libro ganador del National Book Award en 2010, Éramos unos niños, y Comandante de la Orden de las Artes y Las Letras por el gobierno de Francia, está en México para presentar Sesiones del Café La Habana, una intervención artística multidisciplinaria que consiste en una exposición fotográfica en el café del mismo nombre, un espectacular con un poema y una fotografía y la lectura de su poema Hecatomb, inspirado en el libro de culto 2666 de Roberto Bolaño.

“Cuando descubrí a Roberto por primera vez, él acababa de morir. Leí 2666, que para mí es una obra maestra. Y diría que cuando inició el siglo XXI, Roberto nos dio la primera obra maestra del siglo XXI, y luego murió. Esto para mí fue tan devastador, y era más joven que yo, y yo soñaba que si hubiera estado vivo, podría haber ido a encontrarlo y decirle: ‘Gracias, Roberto’. Pero no pude hacer eso, así que quería agradecerle haber escrito 2666 a través de este poema. Son 100 líneas, cada una con un acento en el sacrificio, como un homenaje a Roberto y su hermoso trabajo en 2666. Creo que él es una de las personas con las que camino en la vida”.

Para Patti Smith, estar en México es muy importante, pues le tiene gran cariño a nuestro país. Diego Rivera y Frida Kahlo son influencias relevantes en su obra. “Cuando era una adolescente, en 1963, cuando cumplí 16, mi madre me regaló un libro por mi cumpleaños llamado La vida fabulosa de Diego Rivera, y este libro cambió mi vida. Toda la gente que conocí en el libro, específicamente Diego, Frida, Tina Modotti; mucha de la gente, los revolucionarios se convirtieron en mis guías por su ética de trabajo, por explorar las ideas del arte y la revolución, y ellos me trajeron a México. Vine a México sola, cuando tenía cerca de 22 años, en 1971. Fui a muchos lugares, sola, en la búsqueda de dos cosas: arte y café. Pero encontré una tercera que no me esperaba: la gente”.

Por este cariño que le tiene a la gente de nuestro país, Patti dijo sentirse indignada al respecto de la política de Donald Trump, y que por ello se sintió un poco avergonzada cuando le pidieron venir a hacer la intervención en el espectacular en la calle de Sonora 128. “Aunque estoy avergonzada, no soy él. Él no me representa. Él no es mi presidente y lo único que puedo decir es que lo siento, en representación de mi país”.

Patti Smith presenta Hecatomb acompañada por Lenny Kaye a la guitarra mañana en Casa del Lago a las 13:00 horas. Asimismo, su exposición fotográfica estará abierta al público en el Café La Habana hasta el 15 de septiembre, y el espectacular con su poema y su fotografía estará en Sonora 128 hasta el 30 de noviembre.