La convocatoria para desarrollar tecnología que permita dar solución a diferentes problemas de la ciudad, Código CDMX, cierra este 31 de agosto

Ciudad de México (N22/Redacción).- Este jueves cierra la convocatoria para participar en Código CDMX, una iniciativa de Laboratorio para la Ciudad que busca que estrategias basadas en código abierto den solución a problemas de movilidad, salud, medioambiente, servicios urbanos, agua, seguridad vial o cohesión comunitaria.

Código para la Ciudad de México (Código CDMX) celebra su segunda edición (la primera se realizó en 2013) con una convocatoria que busca que asociaciones civiles, colectivos u organizaciones emergentes desarrollen junto con el gobierno soluciones tecnológicas a los problemas antes mencionados. Es decir, se busca que desde la sociedad civil se fortalezcan políticas públicas basadas en el uso de datos, Más allá del diseño de aplicaciones (seis) creadas en la edición anterior, este año se busca generar, además de éstas, sensores o sistemas de información.

“Para el desarrollo de cada solución se otorgará un premio de 200 mil pesos”, se puede participar en uno o todos los retos a resolver, pues para este proyecto, y en general en la actualidad en cualquier ámbito, “la tecnología es fundamental para reducir costos, aumentar la eficiencia, la rapidez, la calidad, la precisión de los procesos y los servicios, y la toma de decisiones informadas.

Realizado en el marco del Seminario de Datos para la Ciudad, Código CDMX integra ocho desafíos a resolver: Cohesión comunitaria y violencia en el entorno escolar; Profesionalización de los controladores de tiempo y sistema de frecuencias del transporte público; Movilidad en Santa Fe; Exposición a contaminantes a nivel peatonal; Trazabilidad de pacientes de obesidad y diabetes; Agua en la Ciudad de México; Propuesta de Sistema en código abierto [con base en Open 311] para AGU 072; y Visualizador de datos abiertos. 

Código abierto, ¿qué es?  

Se entiende como software de código abierto aquél cuyo código fuente es publicado bajo licencia de dominio público, estos derechos normalmente son exclusivos para quienes poseen los derechos de autor, es decir que el propietario de estos derechos permite al usuario utilizar, cambiar y redistribuir el software a cualquiera y para cualquier propósito, ya sea en su forma original o modificada.

Las bases de la convocatoria pueden ser consultadas aquí.