Que la sociedad mexicana pueda conocer a fondo la utilidad y el uso medicinal de la marihuana, es el objetivo de este evento en su segunda edición

Ciudad de México (N22/Ireli Vázquez).- Si bien el uso de la marihuana con fines recreativos sigue siendo cuestionado, el uso medicinal de esta planta ha ayudado a varios pacientes a sobrellevar sus enfermedades o padecimientos, y esto se ha demostrado a través de investigaciones en varios países. Por este motivo, se lleva a cabo la segunda edición de ExpoWeed 2017, en el World Trade Center de la Ciudad de México.

Conferencias, presentaciones de empresas, talleres, conciertos y paneles con especialistas, conforman a esta exposición, para que la sociedad mexicana pueda conocer a fondo la utilidad y uso de esta planta con fines medicinales, obedeciendo a que desde el martes 20 de junio pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que legaliza la marihuana para uso terapéutico.

Además, algo que está llamando la atención de la segunda edición de la expo es que por primera vez se está atendiendo a personas con alguna enfermedad a través de una consejería, donde médicos y psiquiatras atienden a estos pacientes para darles recomendaciones acerca de sus enfermedades y poder  tratarlas con medicina cannábica.

En entrevista exclusiva con Agencia N22, los psiquiatras Alfonso Martín del Campo y Gady Zabicky, así como Lorena Beltrán –cofundadora de la empresa Concéntrate Consultoría Cannábica–, todos ellos integrantes de la Asociación Mexicana de Medicina Cannábica, explican el uso medicinal de la marihuana.

“La marihuana tiene aproximadamente unos seis mil años de existir, y su uso ha sido desde tiempos ancestrales con propósitos médicos. Pero médicamente en los códices indígenas hay registros de su uso, entonces no es algo nuevo, sin embargo en la actualidad, sabemos que la marihuana es prohibida en nuestro país en cuanto a su uso, a su producción, venta y demás. Hay una iniciativa de ley que ya avanzó para el uso medicinal de esta planta, y ahora este es un gran paso para la sociedad mexicana, porque en un futuro podremos tener acceso a una serie de sustancias que se derivan de la marihuana y que tendrán propósitos médicos”, explicó el Alfonso Martín del Campo.

La Asociación Mexicana de Medicina Cannábica se basa de acuerdo a las leyes y a los permisos que otorga el gobierno, todo esto con el propósito de buscar a través de varias investigaciones el desarrollo de métodos para poder seguir atendiendo a pacientes que tengan alguna enfermedad, y poder utilizar estos medicamentos como una alternativa para mejorar sus padecimientos.

Lorena Beltrán cofundadora de la empresa Concéntrate explicó que a pesar de ser una empresa estadounidense sus integrantes son mexicanos y de ahí surgió el interés por venir al país y dar información a los ciudadanos, “nosotros somos una empresa que se dedica a otorgar consultorías a través de dispensarios, y al llegar a México tratamos de dar a conocer nuestros conocimientos, pero nos topamos con que no existía una ley ni una reglamentación, y decidimos involucrarnos en el lado político, ofreciendo asesorías y compartiendo información a personas del Congreso y del Senado y hemos trabajado poco a poco de la mano con estas entidades políticas y con esta nueva ley que se aprobó este año, para traer conocimiento e inversión, ya que nuestra empresa se une a la Asociación Mexicana de Medicina Cannábica, para desarrollar investigación clínica y estudios científicos”.

Gady Zabicky, por su parte, compartió un caso muy específico, el de Graciela. Es una niña que convulsionaba todo el tiempo, “los padre acudieron a la Cofepris para pedir un permiso para el uso de medicamentos para la enfermedad de su hija, al serles negado, yo dictaminé la utilidad de este método para que pudiera ser utilizado, ya que presentó una mejoría que no se había logrado con ningún medicamento convencional o sus combinaciones”.

O el caso de uno de sus pacientes con problemas de adicción. Éste consumía todo el tiempo cualquier tipo de  drogas, “él llegó con una buena disposición a tratar de mejorar su adicción, con la propuesta de que dejaría de meterse todos estas drogas tan nocivas, pero que le permitiera seguir consumiendo marihuana ya que con este podía lograr un refugio del síndrome de abstinencia, y para mí fue muy impresionante ver el resultado que tuvo. Ciertamente el paciente siguió teniendo  una dependencia a la cannabis pero eliminó todas las drogas duras y el riesgo a la salud que padecía de manera tan intensa”.    

La expo termina el domingo 20 de agosto, y con esto, concluirán las consultas de los médicos. Es importante recordar que dentro de la expo no se está vendiendo medicamento alguno ni consumiendo ningún derivado de la planta.