Los antecedentes del tema aseguraban que dos mecanismos para desacelerar el ritmo del deshielo eran la autorregulación y la resistencia de los sedimentos

Imagen: NASA

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un equipo de expertos británicos de la Universidad de Swansea anunciaron que la frecuencia con la que se derrite el hielo en Groenlandia se acelerará en el futuro porque los bloques de hielo se encuentran encima de sedimentos húmedos y no sobre una superficie rocosa.

La investigación se basó en estudios sísmicos y asegura que la aceleración se debe al aumento de la temperatura y a que el suministro de agua de fusión glacial (la principal fuente de hierro para los océanos) se vuelve más variable.

La revelaciones del estudio, publicadas en la revista  Sciences Advances, desafían las opiniones que aseguraban este deshielo sería a largo plazo.

Los antecedentes del tema aseguraban que dos mecanismos para desacelerar el ritmo del deshielo eran la autorregulación (en el verano los grandes canales de agua drenan el agua llevándola lejos de la base) y la capacidad de resistencia de los sedimentos.

Sin embargo, para ahondar en el asunto, este equipo decidió explorar el riesgo por medio de observaciones sísmicas, por ello, proponen la comprensión sobre los sedimentos y sobre el cambio de sus propiedades.

La conclusión del equipo de investigación liderado por el glaciólogo Bernd Kulessa es que esta noticia los mantiene preocupados porque la respuesta ante el deshielo debe ser más compleja, “hasta ahora hemos aceptado exactamente lo contrario: que el transportador helado de Groenlandia se ralentizaría”.