Para repensar el futuro del centro urbano de West Palm Beach esta ciudad y el Van Alen Institute, de Nueva York, organizaron el concurso Shore to Core que fue ganado por el estudio español Ecosistema Urbano

Ciudad de México (N22/Redacción).- ¿Cómo podemos recrear un núcleo urbano para que su diseño sea inteligente, flexible y responda a las necesidades de los residentes y visitantes? Esta pregunta fue planteada por el concurso internacional Shore to Core, organizado por el Van Alen Institute, de Nueva York, y cuya convocatoria corrió a cargo de la ciudad de West Palm Beach, para repensar el futuro de su centro urbano.

La propuesta ganadora fue la presentada por la compañía madrileña de diseño  Ecosistema Urbano, con oficinas en Miami y Madrid, que fusionan disciplinas como el urbanismo, la arquitectura, la ingeniería y la sociología para, de esta manera, aproximarse al diseño urbano social que entienden como el diseño de espacios, ambientes y dinámicas que buscan mejorar la auto-regulación de las ciudades. Para este concurso, el estudio de diseño propuso un modelo que busca mejorar la conexión de la ciudad con la laguna: Open Shore. Un nuevo modelo urbano dinámico e inclusivo que favorece la actividad, la interacción social y que favorece la relación de sus habitantes con su entorno natural.

“El diseño del nuevo frente marítimo adopta una serie de intervenciones paisajísticas para dar una respuesta adaptativa a la futura subida del nivel del mar, reconfigura la relación entre la laguna y la ciudad mediante plazas temáticas en que se combinan lo natural y lo artificial, e incorpora las nuevas tecnologías a la experiencia de la ciudad.”

La propuesta integra opciones de espacios para jóvenes y adultos mayores, en igualdad, que, al mismo tiempo, potencian la experiencia urbana y la interacción con el agua. Cada espacio público en esta nueva línea de costa, incorpora un microclima específico. El diseño incluye un Patio Natural y un Patio Digital.