Hermia & Helena, el nuevo filme del argentino Matías Piñeiro, basado en textos de Shakespeare, llega a salas de cine de la Ciudad de México

Ciudad de México (N22/Redacción).- El viajero se busca lejos, en la orientadora lejanía, dice Juan Villoro, más o menos. Es, precisamente, en esa lejanía, la que se alcanza con el viaje, en este caso el más predecible de todos: de Buenos Aires a Nueva York por medio de una beca para terminar unos trabajos como traductora, que Camila, la protagonista de Hermia & Helena, de Matías Piñeiro, se irá perdiendo en dudas con el paso del tiempo.

El filme del cineasta, parte del llamado Nuevo cine argentino, se desarrolla en Manhattan, lo que hace que su estética y la forma en la que es narrada la historia de esta traductora que se concentra en una traducción de Shakespeare, haga un guiño bastante evidente a los primeros filmes de Woody Allen.

Repitiendo con actrices como Agustina Muñoz en el papel de Camila, con quien ya había trabajado en Viola (2011), así como con María Villar, Hermia & Helena es acaso la película más calma y accesible en la carrera del cineasta o por lo menos él mismo lo considera así, según declaró al diario El País, “incluso tiene momentos de emoción, aunque siempre desde el desvío”.

Durante 87 minutos, éste, el noveno largometraje de Piñeiro, aborda con liviandad sentimientos profundos; se apoya en textos de Shakespeare para la construcción de los personajes femeninos y el propio guion.

Hermia & Helena llega este viernes a salas de cine del país, la película se integra a la cartelera del Cine Tonalá y de la Cineteca Nacional además de exhibirse en Cinemanía Loreto, la Casa del Cine y algunas salas del complejo Cinemex (Insurgentes, Reforma, CNA y Altavista), en la Ciudad de México. Se exhibirá también en Tijuana en Cine Tonalá Tijuana.