El estudio de arquitectura Stefano Boeri Architetti con sede en Milán proyectó una ciudad que albergará 30 mil habitantes, 40 mil árboles y cien mil plantas, en Liuzhou

Imagen: Stefano Boeri Architetti

Ciudad de México (N22/Redacción).- Frente a los estragos generados por el cambio climático, el estudio de arquitectos Stefano Boeri ha presentado un proyecto de ciudad verde en China que se prevé esté terminada en 2020 y que ya ha sido aprobada por las autoridades asiáticas. Liuzhou Forest City estará ubicada en la zona de montaña Guangxi se desplegará en una superficie de 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang.

El estudio ha proyectado esta ciudad con oficinas, despachos, tiendas, casas, hoteles, hospitales y colegios. ¿Qué la hace diferentes de las ciudades que actualmente conocemos? Liuzhou estará cubierta en su totalidad por vegetación: albergará 4o mil árboles y casi un millón de plantas de cien especies distintas. El despacho también dio a conocer que la ciudad podrá ser habitada por 30 mil personas. Absorberá diez mil toneladas de CO2 y 57 toneladas de gases contaminantes cada año. A su vez, producirá 900 toneladas de oxígeno.

La ciudad que estará ubicada en la parte norte de Liuzhou, se conectará con el resto de ésta por medio de un tren de alta velocidad y una carretera por la que circularán vehículos eléctricos. Además de ser una urbe autosuficiente.