El escritor analiza  las complejidades de la personalidad de Novo, temperamento que se bifurca entre aspectos liberadores y ultraconservadores

Imagen: Editorial Sexto Piso

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- “Creo que la escritura de Salvador Novo es una escritura corporal. Él hizo un performance de su preferencia sexual, viniendo un poco de la línea del dandismo: la figura, la persona, el look, es muy importante y es una construcción artística”, expresó Luis Felipe Fabre, escritor.

En su más reciente libro, Escribir con caca (Sexto Piso, 2017), Luis Felipe Fabre disecciona, literalmente, a Salvador Novo: su interés en la escatología, sus pleitos con los muralistas, su rechazo al movimiento estudiantil y su pasión amorosa y poética por Federico García Lorca, entre otros temas.

En cuanto a Lorca, Fabre encontró interesante esta relación porque es un importante encuentro de poéticas. “Más allá de eso me interesaba entenderlo como el encuentro de dos posturas y dos maneras de entender dos poesías distintas. En el caso de García Lorca, creo que él era un poeta por destino, fatalmente un poeta, y creo que en el caso de Novo era un asunto mucho más complicado ser poeta.”

Otro de los temas que analiza son las complejidades de la personalidad de Novo, temperamento que se bifurca entre aspectos liberadores y ultraconservadores. “No es un personaje fácil porque no lo puedes simplificar en: es un santo o es un pecador, no puedes, ideológicamente. Creo que los conflictos que tuvo con Diego Rivera y los problemas que le genera a Paz tienen que ver con diferencias estéticas, pero, sobre todo, con diferencias ideológicas”.

Escribir con caca se presenta el 10 de agosto a las 19:00 horas en Youcalli Cabaret. Lo presentan Tito Vasconcelos y el autor, que también forma parte del programa del Hay Festival Querétaro.