“Servirán de termómetro sobre cosas que hacen parte de la vida cotidiana y otras que nos duelen en la ciudad y hay que comunicar”: Gabriela Gómez Mont

Imagen: Cortesía Lab CDMX

Ciudad de México (N22/Alizbeth Mercado).- Itzel Oropeza Castillo, directora de arte en una agencia digital, fue la ganadora de la convocatoria para crear un paquete de emojis que representen la identidad de la Ciudad de México. La invitación fue lanzada por el Laboratorio para la Ciudad, en asociación con Estudio 7, Lift y el Abierto Mexicano de Diseño.

Su propuesta fue un ajolote de diferentes colores, sin nombre (por ahora), que por su diseño y dimensiones se parece más a los stickers de Facebook Messenger; el nombre de todo el paquete gráfico es “México vivo”. “La propuesta fue encontrar un símbolo que se pudiese utilizar en todas las acciones, yo buscaba un elemento que pudiera transmitir todo lo que hay en México y se me hizo buena idea usar el ajolote porque parece que siempre está feliz, es súper simpático, tiene una sonrisa y es bonito”, dijo en entrevista con Agencia N22.

En palabras de la ganadora, el ajolote sigue la consigna de los emojis, es decir,  mostrar sentimientos que faciliten la comunicación: “triste, porque está preocupado por su existencia; comiendo tacos, tortas y feliz por estar en la CDMX”.

La vulnerabilidad de la especie fue la razón que motivó a Itzel para utilizarlo “porque está en peligro de extinción y no muchas personas lo saben, el hecho de tener esta oportunidad para que  pueda ser visto en todas partes me pareció importante” —y agregó— “era importante tener nuestros propios iconos porque es una oportunidad para poder gritarle al mundo cómo somos, que vean nuestra cultura”.

El segundo lugar fue para Pedro Ortega y Eduardo Camacho, y el tercero para Martín Torre e Ivonne Andrea Torres. Los organizadores también dieron menciones honoríficas a Vanessa Salgado, Martín Robert, Luna López, Guillermo, Luis Quintero, Irvin Rojo, Mareo Flores, Erick Huerta y Denise Delgado.

Itzel Oropeza, ganadora del primer lugar. Será acreedora a 30 mil pesos, el segundo y tercer lugar recibirán 20 y 10 mil pesos, respectivamente.

Durante la premiación, la titular del Laboratorio para la Ciudad, Gabriela Gómez Mont, dijo de los emojis ganadores que “algunos son universales y otros servirán de termómetro sobre cosas que hacen parte de la vida cotidiana y otras que nos duelen en la ciudad y hay que comunicar”.

Los criterios para la premiación fueron la claridad comunicativa, identificación, popularidad de las imágenes y calidad del diseño. El jurado estuvo compuesto por Fred Benenson quien saltó a la fama tras reescribir Moby Dick al lenguaje de los emojis; Jennifer Lee, miembro del consorcio Unicode; el curador Carlos Estrada; el artista visual Federico Jordán; y  Zoe Mendelson conocida como emoji girl, quien aseguró que “México comparte con ella el amor por los emojis”:

“Me encantó revisar los paquetes, realmente fue muy conmovedor. Me parece súper buena idea. Las propuestas me encantaron porque tienen mucha ternura hacia la ciudad y comparto ese sentimiento, me encantó cómo destacaron cosas que son muy cotidianas como un viene viene o un huacal, cosas que vemos diario pero no consideramos importantes y todos podemos identificar. Reflejan el sentido del humor mexicano”.

“Hay dos que me encantaron: uno fue un niño que se le cae su elote y está triste, eso me pareció muy genial porque se puede usar para quejarse de cosas que no son muy importantes y el otro fue de alguien muy frustrado porque no tenía queso en su quesadilla”, añadió.

Los convocantes recibieron más de dos mil emoticones, de los cuales, 240 estarán disponibles en la aplicación Emoji CDMX que se prevé lista dentro de un mes en las tiendas iOS y Google Play.