La compañía Moon Express lanzará este año una sonda no tripulada que busca inaugurar una ruta espacial de mensajería hacia la Luna

Ciudad de México (N22/Redacción).- Para aquellos interesados en enviar paquetes a la Luna, la compañía Moon Express ofrece esta opción si es que se cuenta con diez millones de dólares. La primera nave no tripulada de este servicio de mensajería despegará a finales de este año y su objetivo es trasladar carga de instituciones científicas como el Laboratorio Lunar Internacional y la Universidad de Maryland, entre otras.

Fundada en 2010, Moon Express es producto del Premio Google Lunar X Prize que buscó financiar, mediante concurso, un proyecto que se enfocara precisamente en eso: posar una nave no tripulada en la Luna en 2017. Para fabricar y poner en la Luna la sonda cilíndrica MX-1E se necesita un presupuesto de alrededor de 10 millones de dólares, de acuerdo a información de la propia empresa de mensajería.

El doctor Robert D. Richards, director de la compañía señaló que la idea de ésta es “hacer colapsar el coste de los viajes espaciales para crear un nuevo mercado”. El proyecto no se limita al simple traslado de carga más allá de la estratósfera, sino que el proyecto apunta a establecer una base permanente de telecomunicaciones y análisis en el satélite. Para ello, el diseño básico de la sonda MX-1E es modular, lo que permite unirla con otra Mx-1E y así generar la MX-2. Esta segunda etapa del proyecto vería la luz en 2018. Para el año 2020, Moon Express planea la salida de la MX-9 una sonda de mayor tamaño que permitiría no sólo el traslado de carga sino también la toma de muestras para analizar a su regreso.

Dos lanzamientos al año se prevén para esta empresa que busca trabajar de la mano con agencias espaciales en el envío de materiales y equipamiento, y cuyo objetivo es que, como ésta misma define en su página, las nuevas generaciones al mirar hacia la Luna se sientan parte de una especie de múltiples mundos.