El Museo Carrillo Gil recibe la mayor exposición que ha llegado al país del “panactivista, doudecimal, cabalista y artista plástico argentino”

Casitas del Tigre. El proyecto Pan Klú Delta. Fundación Pan Klub – Museo Xul Solar

 

Ciudad de México (N22/Salvador Perches/Ireli Vázquez).- “Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, lenguajes, utopías y mitologías, huésped de infiernos y de cielos, autor panajedrecista y astrólogo, perfecto en la indulgente ironía y en la generosa amistad, Xul Solar (1887-1963) es uno de los acontecimientos más singulares de nuestra época”,  escribió Jorge Luis Borges en torno a este singular artista, no debidamente conocido en nuestro país.

Hasta el próximo 8 de octubre se podrán percibir y observar las creaciones de uno de los artistas más importantes de la vanguardia latinoamericana del siglo XX, en la muestra Xul Solar. Panactivista, en el Museo de Arte Carrillo Gil. La exhibición conmemora los 130 años del natalicio del pintor y escultor argentino. Compuesta por más de 100 piezas, entre acuarelas, témperas, libros, manuscritos y documentos.

En entrevista con Agencia N22, Cecilia Rabossi, curadora de la muestra mencionó qué tan importante fue para Borges y por qué quiso dar a conocer al artista argentino: “Borges, a partir de la muerte de Xul, en el año 63, siente la necesidad de hablar de él, de descubrir sobre él, de dar conferencias y realmente la clasifica como un acontecimiento dentro de la cultura, no sólo de Argentina sino universal, como este gran cosmopolita que realmente imaginó de la realidad para mejorarla para nosotros”.

Asimismo, la vicepresidenta de la Fundación Pan Klub Museo Xul Solar, Maria Povarche, habló sobre lo que representa Xul Solar “ha sido y será un personaje único, ha dejado una impronta en la escena cultural nacional e internacional, y el atractivo de él es que le haya interesado todo, que le hayan interesado la lengua, la astrología, las religiones, la arquitectura, por eso es tan interesante su producción no pictórica, o sea, además de la producción pictórica”.

Si bien la obra de Xul Solar ya había sido expuesta en México hace más de una década. Vania Rojas directora de la seda, señaló que “en esta ocasión la muestra viene directamente del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires, Argentina, el Museo Carrillo Gil viajó a Argentina, lo cual abrió para nuevas colaboraciones entre ambos países”.

Xul Solar. Panactivista presenta al artista, quien pensaba en términos universales, tal como se definía en sus últimos años de vida: un “catrólico”, palabra que él mismo inventó y que hace referencia a la importancia del aspecto astrológico y utópico que se plantea como línea de trabajo y atraviesa toda su producción.

¿Quién era Xul Solar?

Su nombre verdadero era Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, pero fue mejor conocido como Xul Solar. Nació el 14 de diciembre de 1887 en San Fernando, Argentina y falleció a la edad de 75 años el 9 de abril de 1963 en Tigre, Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Fue un pintor, escultor, escritor e inventor de idiomas imaginarios. Estuvo vinculado a la vanguardia porteña de los años veinte. Fue gran amigo de artistas y escritores como: Jorge Luis Borges, Macedonio Fernández, Oliverio Girondo y Leopoldo Marechal, entre otros.

Interesado por la filosofía, las ciencias ocultas y las creencias de las distintas culturas, desde 1919 sus obras reflejaron esta inquietud espiritual, con la aplicación de colores vivos, formas y símbolos 

geométricos, figuras sencillas y, a menudo, palabras, letras y otros signos gráficos.

En la década de 1930, Xul Solar creó paisajes y diseños arquitectónicos fantásticos que manifestaron una vez más su interés por el misticismo, la teosofía y la astrología. En los años 40 y 50 realizó diversas exposiciones individuales y participó en varias muestras colectivas nacionales e internacionales. Y en el año de su muerte (1963) se organizó una retrospectiva de su obra en el Museo Nacional de Bellas Artes, Argentina.

Algunas de sus obras más importantes son: Nido de fénices (1914), Paisaje con Monumento (1914), Dos Anjos (1915), Reptil que sube (1920), Casas en alto (1922), Grafía antigua (1939), Fiordo (1943), Casi plantas (1946), Muros Biombos (1948), Pan árbol (1954), Grafía (1961), y Mi pray per to min guardianjo (1962).