De acuerdo con Haydeé Boetto existen pocos espectáculos dedicados a ese público, por lo que se hizo una investigación cuidadosa

Imagen: Fernando Aceves

Ciudad de México (N22/Redacción).- La historia de UGA, a cargo de la Compañía Seña y Verbo, representa una pincelada de lo que significa hablar con otros lenguajes que no sean la palabra como el uso de la Lengua de Señas Mexicana (LSM).

“Habla sobre la inclusión, la comunicación, aunque también toca otros temas como la amistad y la identidad, tomando como pretexto la llegada de un habitante de otro mundo a un gallinero”, explicó la directora y dramaturga de la puesta Haydeé Boetto.

En la trama, Carolina escucha ruidos en el gallinero que está a lado de su casa y al ver la puerta abierta, decide entrar. Ahí ve a tres chicos trabajando pero al intentar hablarles y hasta gritarles, ellos no voltean a verla.

Casi a punto de irse enfadada y triste por ser ignorada, se percata que ellos nunca la escucharon. Poco a poco se comienzan a entender, ellos con señas, ella hablándoles y aprendiendo ese nuevo lenguaje.

En el gallinero, Carolina y sus nuevos amigos descubren una especie de huevo del que sale un ser azul que quiere conocer el mundo, que tiene hambre, sueño, llora y ríe igual que un niño.  Juntos  se pondrán al cuidado de un misterioso personaje de origen desconocido, que les hará aprender que la amistad incondicional no reconoce diferencias.

El montaje va dirigido a toda la familia pero en especial a los preescolares. De acuerdo con Haydeé Boetto existen pocos espectáculos dedicados a ese público, por lo que se hizo una investigación cuidadosa.

“Trabajamos muchos meses para hacer la estructura y dramaturgia del espectáculo hablando de los temas que rodean a los preescolares y que les interesan, que son conocer el mundo, las palabras y los animales”.

La dramaturga consideró que es importante respetar su inteligencia, sensibilidad y  delicadeza de su ser para conseguir un espectáculo que tenga resonancia en ellos y atrape su atención. El elenco está conformado por Eduardo Domínguez, Roberto de Loera, Socorro Casillas, Carolina Garibay, quien alterna con Valentina Sierra y la participación del músico Jacobo Lieberman.

UGA se presentará del 16 de julio al 1 de octubre  con funciones los domingos a las 13:00 horas en el Teatro Helénico del Centro Cultural Helénico, ubicado en Avenida Revolución número 1500.