Un informe comisionado a un experto en arte maya del INAH reveló que de las dos mil piezas que integran su colección de arte prehispánico mil 917 son falsas

Ciudad de México (N22/Redacción).- El diario San Francisco Chronicle dio a conocer un estudio comisionado por el Museo Mexicano de San Francisco que reveló que mil 917 de las dos mil piezas prehispánicas que comprenden su colección permanente son falsas.

El San Francisco Chronicle, que recuperó la historia del diario local Mission Local, cita en su nota el informe de 14 páginas realizado por el experto en arte maya, Eduardo Pérez Heredia, del INAH. Éste es el primero de los estudios que el museo tiene previsto para verificar la calidad y el origen de su colección que alcanza las 16 mil obras de arte; además de haber sido pedido por el Instituto Smithsoniano con el que el museo tiene un acuerdo desde 2012. Su director, Andrew Kluger, declaró al Chronicle estar “sorprendido” con lo reportado por el experto.

El Museo que inició su colección en 1975, e incluye arte prehispánico, colonial, popular, arte mexicano, latino moderno, contemporáneo y arte chicano. Actualmente, el museo construye su nueva sede cuya inauguración tiene prevista en 2019. En el proyecto a cargo de TEN Arquitectos se han invertido alrededor de 63 millones de dólares para desplegar una superficie de siete mil metros cuadrados distribuidos en cuatro pisos y bodegas. Al diseño del edificio a cargo de Enrique Norten y Melissa Fukumoto, se suma el trabajo del artista Jan Hendrix que diseñará una cubierta para la fachada, pieza que tendrá como tema central la migración.

Imagen: Ten Arquitectos

La colección que tras el estudio se clasifica como falsa o imposible de verificar, es producto de donaciones de hasta cincuenta fuentes distintas. Su director señaló que en su origen el museo no funcionaba como un verdadero museo a nivel internacional, “aceptaban todo”. Sin embargo, a partir de su afiliación al Smithsonian, éste exige que funcionen como un museo de carácter internacional lo que vuelve más estrictas sus políticas de selección de obra, además de que pueden recibir obras en préstamo y prestarlas al Smithsonian.

Una reciente donación particular que comprende 87 piezas, cuya autenticidad ya ha sido verificada, llega para sumarse a las 83 piezas de la colección que ya se tenían y cuyo valor ha sido verificado.