A partir del 20 de julio el museo exhibirá las imágenes reconocidas con el  premio más importante de fotoperiodismo a nivel internacional

Ciudad de México (N22/Redacción).- Burhan Ozbilici no soltó su cámara. El atacante empuñaba un arma y él una cámara. El caos se había apoderado de aquella galería en Ankara una tarde de lunes, en diciembre de 2016. Como relató a diferentes medios en aquellos días, él sólo hizo su trabajo: tomar fotos.

Parte de la Associated Press, Ozbilici asistió a la inauguración de la exposición De Kaliningrado a Kamchatka, en los ojos de los viajeros que sería inaugurada por el embajador ruso en Turquía, Andréi Karlóv. Ese día el embajador fue asesinado por un policía graduado de la universidades de Anatolia e Izmir; el fotógrafo captó varias instantáneas del hecho, una de ellas fue reconocida con el World Press Photo 2017, el premio más importante de fotoperiodismo a nivel internacional.

La imagen, que le dio la vuelta al mundo en cuestión de minutos, llega a México como parte de la exhibición World Press Photo 2017 que se exhibirá a partir del 20 de julio en el Museo Franz Mayer. Al trabajo de Ozbiliz se suman las imágenes captadas por Valery Melnikov, de la Agencia Rossiya Segodnya; Brent Stirton, de Getty Images; Daniel Berehulak y Tomás Munita, ambos de The New York Times