Esther Wojcicki, al frente de Creative Commons, destacó la importancia del acceso abierto en la educación, el uso de herramientas digitales y el conocimiento colectivo

Guadalajara (N22/Alizbeth Mercado).- Esther Wojcicki llegó a la octava edición de Campus Party en México para hablar sobre copyleft, educación en la era digital y para adentrar a los estudiantes en el uso de la tecnología como herramienta formativa.

Wojcicki está al frente de Creative Commons (CC), organización creada por Lawrence Lessing en el año 2000 que permite el intercambio y uso gratuito de la creatividad y el conocimiento a través de herramientas legales. Las licencias de CC permiten cambiar fácilmente los plazos del copyright que restringe el uso de materiales porque tienen “todos los derechos reservados” a “algunos derechos reservados”.

“Hay seis diferentes tipos de licencia de Creative Commons, son música, arte, textos, video, audio y puedes compartir todo esto con las licencias de la organización, lo que significa que no hay restricciones y puedes utilizar el material mientras des crédito al autor, son licencias no comerciales para que puedas compartir lo que quieras siempre y cuando no sea con fines comerciales”, explicó para Agencia N22.

La meta de esta organización es mostrar toda esta creatividad al mundo, en opinión de la periodista, el conocimiento es para todos y debemos compartir y  disfrutarlo, “no conformarnos con las restricciones del copyright”, donde la premisa es que si alguien quiere utilizar algún material de otra persona debe hacerlo sólo con la autorización del autor.

“No desacredito el copyright, está muy bien, los editores lo necesitan, es sólo que necesitamos alternativas, si tú necesitas un libro, por ejemplo, puedes dar permiso para que ese texto sea de acceso abierto y más gente conocerá tus ideas, es más fácil que la gente conozca las ideas de otros cuando es abierto y no debes pagar por él, esa es una de las metas de CC, compartir la riqueza del mundo, unos con otros”.

Existen diversas clases de derechos, para contrarrestar el copyright nacieron el copyletf y Creavtive Commons con la idea de empoderar a los autores ya que les da un mayor margen de movimiento sobre su obra y al mismo tiempo, con el acceso libre, su obra puede circular por la red.  Creative Commons defiende que, sin importar el caso, se de crédito al autor.

“El copyleft da a los creadores más poder. Si quieres que tus ideas se divulguen ponles una licencia de CC y se difundirán alrededor del mundo, nadie va a escribirte un mail preguntando: ¿puedo compartir tus ideas?, la idea es que lo hagan, que utilicen parte del trabajo para nutrir el propio. Sí, CC y copyleft son una parte muy importante del Internet y el mundo”.

Para Wojcicki, estas licencias y las herramientas, son cauces para la democratización del conocimiento. “Yo vengo de una familia muy pobre y sin esas facilidades educativas, yo no estaría aquí. Es la llave para cambiar tu vida, el mundo y muchas de las personas sufren porque no hay libre acceso y la educación puede cambiar eso también, es por eso que yo apoyo la educación digital, en iPhone o Android, en el Smartphone, porque todos tienen el suyo y  puedes aprender en él”.

Wojcicki también está al frente del programa más amplio sobre periodismo en escuelas secundarias de Estados Unidos. Ella cree en los derechos de la prensa estudiantil, anima a los estudiantes a creer en sí mismos.

“Yo tengo estudiantes que escriben ensayos desde sus teléfonos y yo siempre soy un desastre si lo intento, pero ellos pueden hacerlo y lo apoyo. Deberíamos estar dispuestos a utilizar el teléfono y las múltiples herramientas educativas disponibles en el mundo de la mano de los contenidos con licencia Creative Commons”.

Sin embargo, algunas personas refutan la idea del contenido libre, Esther piensa que esto se debe al desconocimiento de causa. “No lo entienden y los comprendo, entiendo a los editores, estoy escribiendo un libro y sé que mis editores necesitan tener derechos de autor porque necesitan obtener una ganancia, nadie vive de aire y todos necesitamos dinero, pero yo creo que un capítulo o un fragmento o un par de años después de ser publicado, el libro puede obtener la licencia de Creative Commons y compartirse.  Hay otras oportunidades para compartir materiales abiertos y necesitamos ayudarles a entender que es posible”.

La educadora aseguró que la importancia de vivir en un mundo de acceso abierto es que estamos en un solo planeta y todos podemos trabajar juntos, “es una de las razones por las que, particularmente, me parece indignante que Trump no apoye el Acuerdo de París (compromiso firmado en 2015 por 195 países para mantener el aumento de la temperatura del planeta muy por debajo de los 2º centígrados  y fomentar la transparencia en este proceso) porque somos un mismo planeta y no puedo irme a vivir a Marte, todos necesitamos trabajar juntos en este problema que enfrenta el mundo entero, el calentamiento global. De lo contrario, sufriremos y esa es mi meta junto con Creative Commons, educar a los estudiantes sobre qué es el conocimiento colectivo”.

Actualmente se encuentra trabajando al lado de Google en una herramienta para detener Fake News.