El término es abordado desde el arte y la academia: forma parte de un video exhibido en la Bienal de Venecia y se suma a la versión en línea de la RAE

Ciudad de México (N22/Redacción).- En el 2016 el Diccionario Oxford entronizó el término ‘posverdad’ como palabra del año. De inmediato, fue el referente para definir lo sucedido con la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) y la llegada a la presidencia de los Estados Unidos, de Donald Trump. El neologismo que refiere que la subjetividad, las emociones y las creencias personales tienen mayor peso en la formación de la opinión pública que los hechos objetivos, ahora se integra a la versión en línea del diccionario de la RAE prevista para diciembre de este año, anunció su director, Darío Villanueva.

En aquellos días del 2016, Rubén Amon escribía en el diario El País, que el Diccionario Oxford necesitaba verbalizar las conmociones políticas del año. La misma necesidad fue sentida por la artista escocesa Rachel Maclean al crear el video Spite Your Face (2017). La asimilación de estos hechos que resultan inverosímiles y que fueron posibles debido al peso que la superstición, la creencia y la emoción han cobrado en la formación de la opinión pública fue llevada a la ficción por la artista multimedia nacida en Edimburgo.

Spite Your Face (2017) que se presenta actualmente en la 57 Bienal de Venecia toma como base el cuento italiano Pinocho (1882-83), de Carlo Collodi, seudónimo de Carlo Lorenzini, y el brillo del Barroco italiano. El guion, escrito poco tiempo después del Brexit y de la elección de Donald Trump, plantea el juego entre una realidad utópica y una distópica inspirada en este paisaje político de creciente nacionalismo. La artista no sitúa la narración en una geografía específica, el lugar aquí recreado puede ser muchos lugares a la vez.

En Spite Your Face, Pinocho se enfrenta a situaciones en las que la división de lo verdadero y lo falso es confusa; sin ánimo de que el personaje fuera una referencia directa a Trump o a alguna otra figura política reconocible, Maclean construye un personaje que “amalgama muchos personajes”. Sin embargo, la artista sí estaba interesada en el papel que la mentira jugó en la campaña de Trump y que, a pesar de ser expuestas, éstas no afectaron los resultados. El hecho arrojó luz sobre lo que “la gente toma por cierto, lo que cree, el mensaje que él estaba enviando”, como señala Macneal en una entrevista para la Bienal. Un video que, diferentes formas, explora el poder de la narrativa y la construcción de lo que se cree como real.