El Instituto de Astronomía de la UNAM, la NASA y Francia, se unieron en la construcción de seis telescopios para buscar destellos de rayos gamma y ondas gravitacionales

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- DDOTI (Deca Degree Optical Transient Imager) es un telescopio con un campo de visión 120 veces más grande que el tamaño de la Luna, característica que lo hace único en su tipo. Su misión será observar grandes secciones del Universo para detectar con alta precisión fuentes de ondas gravitaciones y rastrear el área de posición de los destellos de rayos gamma. Se trata del nuevo proyecto realizado entre el Instituto de Astronomía de la UNAM, la NASA y Francia, instalado en el Observatorio Astronómico Nacional, en San Pedro Mártir, Baja California; terminará de construirse en 2018.

“DDOTI de cierto modo es un gran angular, cubre una gran sección del cielo muy rápido y eso es importante, porque el tipo de alertas a las que queremos responder son generadas por un observatorio de ondas gravitacionales que está en Estados Unidos y el error en la posición que genera ese observatorio es muy grande […] Entonces, para encontrar la posible emisión y ondas visibles y luz visible de estas fuentes es necesario tener una cámara gran angular y DDOTI es eso”, precisó William Lee, del Instituto de Astronomía de la UNAM.

Con la colaboración de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio; este proyecto tuvo un costo de 6.3 millones de pesos y permitirá a los astrónomos obtener información de grandes secciones del cielo cada treinta minutos. Responderá a las alertas enviadas por el satélite Fermi de la NASA y del Observatorio LIGO, el primero en detectar ondas gravitacionales, además tendrá la capacidad de detectar Jupitereres calientes, exoplanetas gaseosos que no existen en nuestro sistema solar, supernovas y fusiones de agujeros negros.

“Precisamente está diseñado para determinar su posición y permitir que luego nosotros podemos usar todos los otros telescopios que tenemos aquí en la Tierra, desde chiquitos hasta grandes para estudiarlos y aprender de ellos, no simplemente qué ocurrió, sino porque está ocurriendo, en dónde, qué características tenía el objeto antes de que explotó, por ejemplo”, comentó Alan Watson, también del Instituto de Astronomía de la UNAM.

DDOTI es el segundo de los seis telescopios que se colocarán en San Pedro Mártir, con el fin de practicar en México astrofísica de vanguardia.