Tomando como estandarte la cultura entendida como convivencia ciudadana en la diversidad para consolidar la región

José Luis Sanz, Carlinhos Brown, José Antonio Vera, Mariela Besuievsky, Rebeca Grynspan, Susana Baca, Jaime Abello, Duván Arizala, y Jorge Drexler. EFE / El País

Madrid (N22/Francina Islas).- Son ya 25 años desde la primera cumbre iberoamericana que se llevó a cabo en México. Año con año esta cita ha ido dando pasos firmes hacia la consolidación de una región que aún enfrenta grandes retos.

La desigualdad y la riqueza siguen siendo retos muy importantes en la región al que se suma el de la juventud, señaló Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamérica. “América Latina tiene ahora el cohorte de jóvenes entre 15 y 29 años más grande que ha tenido en su historia y son los más educados, tienen más estudios que sus padres” sin embargo, “1 de cada 5 no están insertos en el mercado laboral ni educativo y de ese 20%, tres cuartas partes son mujeres […] La equidad de género, el tema de las oportunidades para las mujeres y la conciliación familia-trabajo, sigue siendo un reto enorme para nuestra región”.

Para celebrar estos 25 años, la secretaría General Iberoamericana y la agencia EFE, publicaron el libro Somos Iberoamérica, una selección de 25 entrevistas con variopintas personalidades del mundo de la cultura como chefs, escritores, ciclistas o músicos, que hablan sobre su visión de Iberoamérica.

“Estamos enfatizando la cultura como la columna vertebral del espacio iberoamericano, lo cultural como instrumento de convivencia, no sólo como producción artísticas sino como la expresión de la sociedad. […] Hemos apostado por el cine, por el teatro, por las bibliotecas, por los museos, hemos abierto los espacios a la participación, a la creación, a la innovación por parte de los jóvenes”, puntualizó Grynspan.

Somos Iberoamérica se puede descargar gratuitamente en la página web de la SEGIB.