Un proyecto que busca recaudar fondos para la construcción de vivienda en las comunidades más pobres del país, organizado por las firmas IHO y Fritz Hansen

Imagen: Silla Serie 7 reinterpretada por la casa de moda italiana, Missoni

Ciudad de México (N22/Karen Rivera).- “La importancia de la integración como provocación del cambio” será la temática sobre la que veinte mexicanos, especialistas en arquitectura, diseño e interiorismo, trabajarán en el proyecto República sin fronteras que organizan las firmas IHO Espacios y Fritz Hansen, y que busca recaudar fondos para la construcción de casas en las comunidades más pobres de México.

Iván Carretero, director de Fritz Hansen América Latina, señaló que el proyecto ya ha sido realizado en otros lugares, “le hemos pedido a personalidades del mundo del arte, de la arquitectura, que interpreten un icono como la silla Serie 7, diseñada por Arne Jacobsen en 1955, esta vez va a ser la primera vez que lo vamos a hacer en México”, Carretero puntualizó que el país fue elegido porque “es probablemente el país más próximo en América Latina a la cultura escandinava, al minimalismo, con un nivel de arquitectura muy elevado”.

La silla Serie 7 es considerada una de las piezas más simbólicas del mobiliario en el mundo y una de las más vendidas en la historia. Los arquitectos Jorge y Arturo Arditti, Francisco Elías, Germán Velasco, Gloria Cortina, Andrea Cesarman, Víctor Legorreta y el artista, Ramón Neme, son algunos de los personajes que participarán en el proyecto.

El director de Fritz Hansen en Latinoamérica explicó que el proyecto consiste en reinterpretar la silla escandinava con una visión contemporánea mexicana, “van a hacer lo que ellos quieran […] esperamos que hagan cosas increíbles, que la fusionen, que hagan lo que quieran hasta donde lleguen con su nivel de técnica, si quieren modificar las estructuras, si quieren tapizarla con motivos locales, incluso uno de los artistas que la va a interpretar es un especialista en arte huichol.”

Los trabajos artísticos serán subastados en septiembre y lo recaudado será entregado a la fundación mexicana Construyendo. Sara Goitia, voluntaria de la fundación, comentó que como no se conoce el monto de lo que será recaudado estructurar un proyecto concreto es difícil; sin embargo, tienen previsto trabajar con algunas comunidades en pobreza extrema del Estado de México, “tenemos lista de familias que están esperando su vivienda y a la vez tenemos los voluntarios.”