La primera parte de la residencia está dedicado a los solos. El trabajo con el que vamos a abrir es un “Sara tenía 90 años”

Imagen: INBA

Ciudad de México (N22/Irma Gallo).- Para el coreógrafo y bailarín Óscar Ruvalcaba, es un desafío hacer del arte una necesidad, una moneda de uso continuo, “pensamos que es un reto, tanto en el sentido artístico como en el sentido de gestión cultural”.

Por ello, Óscar Ruvalcaba, Cía., Danza Contemporánea tendrá una residencia artística en el Foro Casa de la Paz y la aprovechará con creces, pues durante todo el mes de julio presentará tres coreografías de su repertorio.

La primera parte de la residencia está dedicado a los solos. “El trabajo con el que vamos a abrir es un solo de Jazmín Rodríguez que se llama ‘Sara tenía 90 años’, es esta maravillosa historia de la tradición judeocristiana de Sara, de la mujer de 90 años que por un milagro da a luz a los 90 años”.

Y el otro trabajo que presentarán es “El buen salvaje”, una reflexión sobre la inocencia y el estado natural del hombre planteado por Rousseau en el texto homónimo.

Las funciones serán miércoles, jueves y sábado en el Foro Teatro Casa de la Paz.