En China se ha construido un medio de transporte híbrido que utiliza sensores para leer las dimensiones del camino y planear su ruta

Ciudad de México (N22/Redacción).- En días pasados la compañía china CRRC presentó un proyecto de transporte público híbrido que no precisa de vías para seguir su ruta. Bajo el nombre de ART (Autonomous Rapid Transit) este medio de transporte forma parte del Intelligent Rail Express System y será construido en la prefectura de  Zhuzhou, en China.

De treinta metros de longitud el tren utiliza neumáticos de goma unidos a un núcleo de plástico vinculados a rieles virtuales, es decir, el tren que ha sido equipado con sensores puede leer las dimensiones de las carreteras y así planificar su propia ruta alcanzando una velocidad de 70 km/h; es capaz de transportar hasta 307 pasajeros.

Se planea que este híbrido (entre tranvía, autobús y tren) esté ya en funcionamiento en 2018. Para ese entonces se planea añadirle cinco vagones para transportar hasta 500 pasajeros.