Un espacio cubierto por selva baja y mediana, abandonado hace más de un milenio

Ciudad de México (N22/Redacción).- Un equipo liderado por el arqueólogo Ivan Šprajc descubrió un área altamente modificada por los antiguos mayas, alrededor de sitios recientemente hallados en la parte norte de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, en Campeche, sitio donde podrían encontrarse pistas sobre el colapso de esta cultura en esta zona.

En el “paisaje fosilizado” hace más de un milenio emergieron tres sitios de grandes dimensiones en una zona no conocida, los cuales fueron descubiertos entre 2013 y 2014. Šprajc regresó a la parte norte de la reserva para conocer el área de influencia alrededor de Chactún, Lagunita y Tamchén, destaca en un comunicado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El hallazgo de Chactún con sus numerosas estructuras piramidales y palaciegas, y casi una veintena de estelas con jeroglíficos; y el posterior descubrimiento de Lagunita con una fachada que representa al monstruo de la tierra con sus fauces abiertas y Tamchén, caracterizada por edificios alargados y numerosos chultunes dispersos en su superficie, hicieron necesario comenzar a determinar su zona de influencia.

Ivan Šprajc destacó el grado de preservación de este espacio cubierto por la selva baja y mediana. Salvo pocas huellas de reutilización de algunos monumentos en el periodo Clásico Terminal o Posclásico, varios siglos antes de la conquista española, los arqueólogos encontraron aquí un paisaje cultural fosilizado, abandonado hace más de un milenio.