El traductor de la pieza fue Humberto Pérez Mortera. Cuenta con la actuación de Julieta Egurrola, Juan Carlos Colombo y Sofía Espinosa

Imagen: CCB

Ciudad de México (N22/Redacción).-  El director de escena Mario Espinosa montó en México por primera vez una pieza del cineasta Ingmar Bergman: Después del ensayo. Esta pieza, considerada como el testamento del creador, habla sobre lo que él pensaba en torno a la dirección de escena y sobre la pasión de actores y directores.

La obra comienza cuando el director de escena, Henrik Vogler, monta por quinta ocasión El sueño, de August Strindberg. Pero tras el ensayo, permanece en el teatro vacío para preparar el trabajo del siguiente día. En ese momento recibe dos visitas inesperadas.

“Mi primer interés fue la revisión apasionada y crítica del trabajo dentro del teatro. Porque ésta es una obra que ama al teatro y a todos los elementos que están en su interior, en especial el trabajo de director y el de los actores”, explicó Mario Espinosa.

El director de escena recordó que normalmente Bergman trabajaba diez meses en el teatro y luego dedicaba dos meses a una película. “Y así alternaba esa relación amorosa y apasionada entre ambas disciplinas”.

Explicó que montar esta obra no es un mero capricho, sino una coincidencia para reflexionar en un momento de la historia que así lo necesita.

El traductor de la pieza fue Humberto Pérez Mortera. Cuenta con la actuación de Julieta Egurrola, Juan Carlos Colombo y Sofía Espinosa.

Después del ensayo se presentará del 15 de junio al 10 de septiembre a las 20:00 horas en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural de Bosque.