Ejerciendo el “derecho de compra” el Ministerio de Cultura de España “arrebató” el documento al Museo de Arte de Perú, que salió a subasta la semana pasada

Ciudad de México (N22/Redacción).- El miércoles pasado las 136 láminas que comprenden uno de los volúmenes del Codex Trujillo del Perú, un documento del siglo XVIII, fue subastado en España en la Casa de Subastas Alcalá. Por el documento pujó el Museo de Arte de Lima (MALI), ofreciendo los 45 mil euros que se habían fijado como precio de salida; sin embargo, el gobierno español, como se dio a conocer en diferentes medios, “hizo efectivo su derecho de compra”, por lo que el documento no retornó a su país de origen.

El documento que comprende 136 acuarelas de mil 400, en total, que fueron comisionadas por el obispo de Trujillo (Perú), Martínez Campañón, a artistas anónimos, entre 1782-85, ha sido calificado como “un documento fundacional de la identidad nacional peruana”. Aunque el MALI obtuvo el documento, tuvo que ceder debido al “derecho de tanteo” ejercido por el Ministerio de Cultura de España, con base en la Ley de Patrimonio de 1985. En una entrevista realizada por Fangacio Arakaki, de El Comercio de Lima, a la directora del MALI, Natalia Majluf, ésta señala que “el gobierno español le ha quitado al Perú una obra que ganó limpiamente en una subasta”.

En una nota publicada por diario El País este lunes, se dio a conocer que el gobierno español anunció que considera prestar las 136 láminas del Codex a Perú, pero manteniendo la propiedad de las mismas. Solución que fue dada a conocer por el canciller peruano, Ricardo Luna y que es resultado de una reunión entre los presidentes Pedro Pablo Kuczynski (Perú) y Mariano Rajoy (España), este mismo lunes en España.

Debido a que el documento es considerado parte del patrimonio cultural de ambas naciones, el canciller Luna se ha manifestado a favor de que en la próxima Cumbre Iberoamericana, la de 2018 en Antigua (Guatemala), se “aborde la creación de un patrimonio común iberoamericano, integrado por bienes que forman parte del acervo compartido por los países a ambos lados del Atlántico”, como se lee en la misma nota del diario español.