Fueron descubiertos restos del Templo de Ehécatl y el Juego de pelota de México-Tenochtitlán

Ciudad de México (N22/Alberto Aranda).- Desde el 2009 el INAH trabaja en el predio de la calle de Guatemala 16, justo a espaldas de la catedral: en el interior se encuentran los restos de Ehécatl o Dios del viento.

Eduardo Matos Moctezuma, investigador emérito del INAH, evidenció la importancia del hallazgo,”estamos tratando de reconstruir lo que fue, en este caso, el antiguo recinto ceremonial, entonces todos estos hallazgos nos vienen a enriquecer ampliamente el dato arqueológico combinado con el dato histórico. Las crónicas de saber a ciencia cierta cómo eran estos edificios, cómo se conformaba la parte ceremonial de Tenochtitlán.”

Este templo presenta tres etapas de construcción y estuvo en uso de 1481 a 1519, coincidiendo con la llegada de los españoles. Los frailes Durán y Torquemada, refieren que el templo tenía una forma circular con acceso al oriente y techo cónico de paja. Después del temblor de 1985, el edificio virreinal que se encontraba ahí fue retirado permitiendo ahora conocer el templo de Ehécatl.

“Ehécatl-Quetzalcóatl, pues es el dios del viento y es una deidad importante. Quetzalcóatl, por cierto, regía el mundo poniente del universo, entonces tenía una relevancia grande y ahí está su templo, por lo menos en una parte, pero ya podemos apreciar en general lo que era el edificio sus dimensiones en su parte posterior, que son más de treinta metros de largo, nos decía que estaba alineada con otros edificios y esto ayuda a deducir otras cosas. Bueno, ya podemos ver cómo está en relación al Templo Mayor, cómo el juego de pelota está asociado a otras estructuras que se colocaron  frente al Templo Mayor. Sale de ahí mucha información”, señaló el investigador. También se encontró una plataforma de nueve metros de ancho que corresponde a la cancha del juego de pelota.

Sobre los restos humanos encarnados y otros vestigios, Matos Moctezuma señala que “hemos podido ver estas vértebras cervicales, estas vértebras más cercanas a la cabeza que aparecen colocadas en asociación al juego de pelota, seguramente de un ritual específico asociado al juego y demás, pero estamos investigando eso con antropólogos físicos para saber qué edad tenían. Por lo general todo lo que aparece en esta área tiene un contenido ceremonial religioso, porque estamos en un área ceremonial y religiosa.”

Los trabajos continuarán por parte del INAH, que cuenta con el apoyo de los propietarios del terreno. Ahí se tendrá un museo de sitio con las piezas encontradas y, siguiendo los lineamientos actuales, se dejarán libres las ruinas para ser visitadas. Aún no se tiene fecha para que el lugar sea abierto al público.

 

***

 

Ehécatl, espejo de dos ciudades

 

Hace un par de semanas la Agencia N22 desarrolló una investigación especial debido a que en el recinto ceremonial México-Tlatelolco, fue hallado, también, un templo dedicado a Ehécatl-Quetzalcóatl; el hallazgo, cuya investigación se realiza en paralelo a la anunciada, continúa arrojando nuevas luces sobre nuestro pasado prehispánico. A continuación puede ver dicha investigación que se publicó en tres entregas: