El Kelt-9b, con una temperatura 4 mil 300 grados, se encuentra a 650 años luz; ahí un año terrestre dura un día y medio

Ciudad de México (N22/Redacción).- Dos veces mayor que Júpiter y con una temperatura de 4 mil 300 grados (casi diez veces más que Venus), más que la mayoría de las estrellas , éstas son las características de Kelt-9b, un planeta gaseoso que está treinta veces más cerca de su estrella que la Tierra del Sol: “el gigante gaseoso más cálido descubierto hasta el momento”.

El descubrimiento fue dado a conocer el día de ayer por un grupo de astrónomos a través de Nature, revista científica. El nuevo mundo está a 650 años luz. Allí un año terrestre dura un día y medio, tiempo que tarda en dar una vuelta a su estrella, sin rotar. El calor y la radiación hacen imposible la formación de agua o cualquier otra molécula que permita la construcción de una química mínimamente habitable.

El descubrimiento fue realizado utilizando el telescopio KELT, que es extremadamente pequeño. Se ha detectado nitrógeno, helio, metales neutros como potasio y sodio. Los detalles del descubrimiento fueron dados a conocer por el astrónomo estadounidense de la Universidad de Ohio y principal autor del estudio, Scott Gaudi.

El planeta, que en 200 millones de años iniciará su proceso de envejecimiento y muerte, es el más “inhóspito e infernal”.